miércoles, 13 de octubre de 2021

¿Por qué mi gato huele mi nariz?

Los gatos tienen un olfato muy desarrollado gracias a sus más de 67 millones de receptores olfativos. En comparación, los humanos solo tienen 5 millones. El olfato privilegiado de los felinos hace que este sentido y los comportamientos relacionados formen parte implícitamente del lenguaje y la comunicación de los gatos, sin embargo, en ocasiones, el significado de determinados comportamientos puede volverse un desconocido para los tutores.

Si llegaste aquí, te estarás preguntando: ¿Por qué mi gato huele mi nariz? Debes saber que este comportamiento es muy común y que está relacionado con el apego. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué mi gato huele mi nariz?

Por qué mi gato huele mi nariz

El sentido del olfato en los gatos

Los gatos utilizan el sentido del olfato para extraer información, pues de esta forma conocen los cambios que se han producido en el entorno y en los diferentes individuos con los que conviven. En ocasiones, los gatos incluso analizan una sustancia "saboreándola", lo que se conoce como flehmen. Podemos apreciar este comportamiento felino, también presente en otras especies, cuando el gato levanta los labios y abre la boca, mostrando los dientes, para que el aroma llegue al órgano de Jacobson, también conocido como órgano vomeronasal.

Sin embargo, es importante señalar que este comportamiento va mucho más allá del mero hecho de estar informado, ya que también forma parte del patrón de comportamiento afectivo. Además de acicalarse y frotarse, un gato puede olfatear ciertas partes del cuerpo como otra forma de interacción social. De hecho, si vives con varios gatos, habrás observado comportamientos similares. Esta intención de recopilar información explica a la perfección por qué los gatos huelen la boca o, lo que es más curioso, por qué los gatos huelen el ano.

¿Por qué mi gato busca mi nariz?

Las interacciones sociales son especialmente importantes para los gatos domésticos, así como el enriquecimiento ambiental. Todo esto tiene un impacto directo en el bienestar y la estabilidad emocional. Si bien los juegos de caza o el cepillado son rutinas básicas que debemos brindarle a un gato para una adecuada relación emocional, existen muchos otros comportamientos que son importantes, como es el “olfato”.

Cuando los gatos huelen nuestra nariz, así como otras zonas del cuerpo, debemos saber que los estamos saludando de forma amistosa, lo que también se traduce en una relación sana, positiva y un vínculo fuerte.

Este argumento también respondería a otras preguntas relacionadas como “por qué mi gato huele mi boca” o “por qué mi gato huele mi cara cuando duermo”. Son comportamientos que realiza el gato para familiarizarse con los nuevos olores, acercarse a su humano y construir lazos afectivos.

También observaremos otros signos, como orejas levantadas y relajadas, boca abierta, bigote relajado, cola levantada y una forma tranquila de caminar.

¿Por qué mi gato me lame y muerde la nariz?

Puede suceder que, además de acercarse a tu nariz, tu gato te toque la nariz con la nariz, o peor aún: que el lama y la muerda. Debemos saber que muchos gatos muerden a sus cuidadores como una invitación al juego, aunque cuando es demasiado brusco, este comportamiento puede ser provocado por errores en la socialización del cachorro de gato o por la separación prematura de su madre y hermanos.

Aunque un mordisco suave no debe interpretarse de forma negativa, cuando se produce un mordisco fuerte nos encontramos ante un comportamiento no deseado y doloroso que no se debe ignorar, sobre todo si el gato vive con niños pequeños. En este caso aconsejamos detener la interacción y salir del lugar, para que el gato entienda que, cuando se produce un mordisco, terminan la atención, el juego y el cariño.

Además, debemos evitar jugar con nuestras manos y pies, pues de esta forma el felino entenderá que las partes de nuestro cuerpo no muerden ni rascan. Lo ideal es que a la hora de jugar con un gato utilicemos juguetes que actúen como intermediario entre nuestro cuerpo y el gato, además, el felino puede morder a voluntad, favoreciendo así el comportamiento natural de la especie.

0 comments:

Publicar un comentario

Video gatuno de la semana

Instagram de Solo Gatos

Participa en nuestra comunidad de Instagram con la foto de tu gato

Seguimos ampliando nuestras redes sociales para llegar a más gente gatuna. Para ello, creamos una cuenta de Instagram donde queremos que el...