Frase de gatos 1

'Los gatos tienen todo; admiración, sueño sin fin y compañía solo cuando la desean.' Rod McKuen.

Frase de gatos 2

'Hay dos maneras de refugiarse de las miserias de la vida: la música y los gatos.' Albert Schweitzer.

Frase de gatos 3

'El tiempo pasado con un gato nunca se pierde.' Colette.

Frase de gatos 4

'Amo a mis gatos más de lo que amo a la mayoría de las personas. Probablemente más de lo que es sano.' Amy Lee.

Frase de gatos 5

'¿Qué mayor regalo que el amor de un gato?' Charles Dickens.

Mostrando entradas con la etiqueta Historias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Historias. Mostrar todas las entradas

viernes, 28 de mayo de 2021

Cuento : El gato y sus 7 vidas

"El gato y sus 7 vidas", un excelente cuento corto de gatos que encontramos en Facebook y queremos compartir en nuestro blog gatuno.

Cuento : El gato y sus 7 vidas

Cuento : El gato y sus 7 vidas

Helena era una mujer mayor, con problemas de depresión. Su marido la abandonó por una mujer más joven, por eso pasa sus días llorando y pensando quitarse la vida. 

Un día salió a caminar, estaba de buen ánimo, cuando observó un bello gato negro ser atropellado por un carro, corrió a su rescate y vio que tenía una patita rota.

Lo cuidó, lo sanó y se volvieron una pareja inseparable, el gato le daba la tranquilidad que Helena necesitaba. Pasaron unos años en los cuales fueron muy felices.

Helena daba amor a su gato y el gato, de igual manera, protegía a su dueña, pasado un tiempo Helena enfermó de gravedad y una noche llegó la Muerte por Helena. Su gato al ver esto se paró sobre la cama donde yacía Helena para proteger a su dueña. 

La muerte al ver el gran amor que sentía el gato por Helena, le ofreció un trato: “Cada noche vendré por Helena y tú me darás una de tus vidas a cambio de la de ella”. El gato aceptó, y durante seis noches, el gato cuidó de Helena sin separarse de ella. 

Esa última noche, el gato observó la Muerte llegar, no se separó de Helena, soltó una lágrima y prometió dar su última vida si dejaba en paz a Helena. La Muerte, al ver que ese gato dio todas sus vidas por Helena, aceptó el hermoso gato, se despidió de Helena y murió en sus brazos.

Helena sanó, pero muy triste por la pérdida de su hermoso gato, este al ver la tristeza de Helena, le pidió el último favor a la Muerte, y ésta accedió. Cada noche, Helena escucha el ronroneo de su gato recordándole que aún alguien la quiere y la cuida.

Autor: Jorge figueredo.

jueves, 8 de abril de 2021

Freddie Mercury y los gatos

Además de haber sido una de las voces más importantes de la música internacional, Freddie Mercury dejó un legado desde su propia vida. Con sus luces y sombras, aún hoy las anécdotas del ya fallecido músico líder de Queen nos sorprenden y nos invitan a conocerlo más.

En este caso, encontramos algo muy peculiar sobre Freddie Mercury y es su amor por los gatos, algo que quizás no sabías y, si eres fanático de los michis y de la música de Queen, te harán amar aún más a este gigante de la música.

Si te pareció interesante no olvides compartir y comentar debajo del post.

Freddie Mercury y los gatos

Freddie Mercury y los gatos

Freddie Mercury, líder de la banda británica Queen, recogió a más de 7 gatos abandonados de un albergue en Inglaterra llamado “Blue Cross”. Tanto amaba a los mininos que incluso les dedicó uno de sus álbumes.

Pues Freddie decía que sus gatos eran los únicos leales e incondicionales, por lo que les dedicó el álbum “Mr. Bad Guy”, que también dedicó a todos los que aman de los gatos del mundo.

Tom, Jerry, Oscar, Tiffany, Delilah, Goliah, Miko, Romeo y Lily fueron los gatos de Freddie Mercury, que llegaron a ser los principales beneficiarios de su fortuna.

Rescató a casi todos sus felinos del abandono, menos a Tiffany, una gata himalaya que fue un regalo de Mary Austin, su exnovia, a quien le llamó “el amor de su vida".

Delilah fue su felina favorita, una hembra de pelo largo y esponjoso, le dedicó una canción del mismo nombre que está incluida en el álbum “Innuendo”, siendo ella quien lo acompañó hasta el día de su partida.

"Para mi gato Jerry, también Tom, Oscar y Tiffany, y todos los amantes de los gatos de todo el universo, y que se jodan todos los demás”, fue la dedicatoria del cantante incluida en su álbum Mr. Bad Guy.

domingo, 28 de marzo de 2021

La historia del porqué se les llama Karen a las dueñas de gatos

LA EXPLICACIÓN DEL POR QUÉ SOMOS KAREN. Encontramos en Facebook la historia del porqué se les llama Karen a las dueñas de gatos o a quienes tienen a un michi como mascota

karen gatos

La historia del porqué se les llama Karen a las mamás gatunas

No se sabe cuándo nació Scarlett pues siendo una gatita callejera, nadie sabía nada de ella. Pero por su apariencia se cree que no tenía ni un año cuando se convirtió en la heroína de sus propios bebés.

El 30 de marzo de 1996 el Departamento de Bomberos de Nueva York se dirigió a Brooklyn a atender un reporte de un voraz incendio en un edificio de departamentos abandonado. Scarlett (como fue llamada posteriormente) una gatita tricolor, había tenido a sus 5 gatitos en el garage de ese edificio apenas unas 3 semanas atrás.

Cuando los bomberos llegaron y empezaron a luchar contra las llamas, David Giannelli, uno de ellos pudo observar cómo una gatita gravemente quemada sacaba a sus bebés del garage y los llevaba a un lugar seguro y regresaba por los demás. Atravesó cinco veces las llamas y, de uno en uno, los fue sacando a todos del peligro.

Al sacar al último, verificó que estuvieran todos olfateándolos, ya que a esas alturas ella ya no podía ver pues enormes ámpulas cubrían por completo sus ojos. Una vez hecho esto, se desplomó inconsciente. 

Scarlett tenía su cara, orejas y patas quemadas y todo su pelaje completamente chamuscado. 

Cuando los bomberos terminaron de combatir el incendio recogieron a la familia de gatitos y los llevaron a una clínica veterinaria donde uno de ellos murió y los demás, especialmente Scarlett que era la que estaba severamente quemada, permanecieron por 3 meses en tratamiento.

Esta historia de heroísmo donde el instinto maternal superó al instinto de supervivencia fue ampliamente difundida. Aún en esa época en la que no existían las redes sociales, atrajo la atención internacional de una manera impresionante.

La clínica donde Scarlett y sus bebés estaban internados, recibió más de 7,000 cartas e incontables llamadas telefónicas de personas interesadas en adoptarlos. 

En el Día de la Madre la llegada de tarjetas de felicitación para Scarlett fue arrasadora.

Los gatitos se dieron en adopción en pares y Scarlett fue adoptada por Karen Wellen una compasiva mujer que en su carta expresó su interés en tener, atender y amar a una mascota con necesidades especiales.

Como resultado del incendio, Scarlett vivió el resto de su vida con grandes cicatrices principalmente en los ojos y orejas y requirió lubricación y crema en sus ojos varias veces al día durante toda su vida.

Scarlett vivió feliz en el hogar de Karen durante 12 años. Al final de su vida, con más de 13 años de edad, comenzó a tener una precaria salud: insuficiencia renal, soplo cardíaco, linfoma y otras enfermedades.

Finalmente, después de que los veterinarios que la atendieron toda la vida vieron la imposibilidad de una cura y el inevitable sufrimiento, Karen se vio obligada a tomar una decisión muy difícil y amarga: Scarlett fue dormida para siempre en sus brazos el 11 de octubre de 2008. 

La North Shore Animal League creó en su honor el Premio Scarlett al Heroísmo Animal el cual se otorga a animales que han hecho actos heroicos hacia otros animales o hacia humanos. Así mismo, la historia de Scarlett ha sido inspiración de numerosos libros, programas de televisión y artículos de revistas.

Gracias Scarlett, gracias Karen!

1995 - 2008.

miércoles, 3 de julio de 2019

Historia de terror: El gato

En nuestro blog hay lugar para todo lo que tenga que ver con el mundo gatuno. También cuentos e historias de terror con gatos como protagonistas. Aquí les dejamos una para que compartan si les gusta.

Historia de terror: El gato

historias de terror con gatos como protagonistas


Era un gato viejo y negro, que tenía algunos años viviendo en ese cementerio, conocía todas las tumbas y con gran orgullo podía decir que ya había dormido varias siestas en muchas de ellas.

Pero hubo un día en que el viejo minino contempló un extraño suceso, había un fantasma sentado encima de una de las lapidas de aquel cementerio.

El gato contempló al fantasma, pero el fantasma sólo contemplaba el cielo.
Fueron varios los días y las semanas en las que el fantasma se la pasaba sentado viendo al firmamento, ya fuera de noche o en un día muy nublado. El viejo gato también buscaba en el cielo aquello que con tanta fascinación tenía embobado al fantasma, pero el gato nunca logró encontrar nada que fuera peculiar para sus gatunos ojos.

Pasaron uno y dos años, tres y cuatro más… y el gato se volvió más lento y dormilón. El fantasma en cambio seguía como estaba y donde estaba, con la cabeza apuntando hacia el cielo y sentado encima de aquella tumba.

Un cierto día en que hacía mucho frío y mucha neblina, el gato sintió sus huesos congelados, también cansados, caminaba lento y tenía mucho mucho sueño, tanto como no había tenido en toda su vida. Decidió que tomaría una siesta, llego a una tumba, dio un par de vueltas en círculo y cayó rendido. El gato comenzó a temblar y se dio cuenta que no se despertaría mas, abrió por última vez sus ojos y miró con asombro que la tumba que había escogido para tener su última siesta era la de aquel fantasma que ya no seguía viendo el cielo, ahora lo veía a él. El fantasma entonces extendió una de sus manos y acarició al gato y el gato dejó de temblar, ya no tuvo frió.

Ese día nublado se escuchó algo en aquel cementerio y si hubiera habido alguien más a parte de los muertos lo hubiera escuchado con facilidad.

"Te esperé durante mucho tiempo mi despistado y dormilón minino"

jueves, 9 de mayo de 2019

La leyenda del gato y el diablo

¿Sabes tú por qué los gatos sueltan tanto pelo? Estos son unos animalitos muy curiosos pero también, mucho más inteligentes de lo que te imaginas. Y la razón de que dejen tantos pelos por toda la casa, es que hace mucho tiempo, ocurrió algo muy peligroso. Aquí te dejamos la leyenda del gato y el diablo, para que la compartas en tus redes sociales si te gustó o para que se la cuentes a quienes les guste escuchar cuentos.

La leyenda del gato y el diablo

La leyenda del gato y el diablo

Había una vez una mujer que vivía sola con su bebé y su minino, en una casita en medio del bosque. Un día, ella tuvo que salir pero estaba muy preocupada porque no quería dejar a su hijo solo. Así que se volvió a su mascota y le dijo:
—Gatito mío, cuídame tú a mi bebé que no tardo en regresar —y entonces salió de su casa.
Al rato se apareció el diablo en la casa y el gato al verlo, saltó frente a la cuna del niño sin intimidarse, porque es bien sabido que los gatos son los únicos animales que no le temen a este ser tan maligno.
—¿Qué es lo que quieres? —le preguntó.
—¡Vengo a llevarme a ese bebé!
—Pues no puedes, porque lo estoy cuidando yo.
—No me importa, me lo llevaré conmigo y tú no podrás hacer nada para evitarlo.
—Muy bien —dijo el gato astutamente—, te propongo algo: si adivinas cual es el número exacto de pelos que tengo en todo mi cuerpo, podrás llevarte al bebé. Pero si fallas tienes que irte y nunca más volverás a aparecer por aquí. Te lo advierto, solo te voy a dar tres oportunidades para adivinar.
El diablo, que nunca había podido resistirse a los desafíos, aceptó pensando que sería fácil. Fue así como con mucha paciencia comenzó a contarle los pelos al gatito.
—Uno… dos… tres… —un pajarito cantó en la ventana distrayéndolo y haciéndolo perder la cuenta.
—Llevas una oportunidad —dijo el minino.
Refunfuñando, el diablo se puso a contar de nuevo.
—Cien… doscientos… trescientos…
En ese momento, el viento entró por la ventana y le movió los pelos al gato. El maligno perdió la cuenta una vez más.
—Ya llevas dos oportunidades.
Desesperado, el diablo se puso a contar de nuevo, prometiendo que ya nada lo iba a distraer.
—Un millón… dos millones… tres millones…
Entonces el gato movió la colita enfrente de su nariz, y el demonio estornudó fuertemente soltándole los pelos.
—¡Perdiste tu última oportunidad! Ahora sí, vete de esta casa y nunca regreses.
El diablo se sintió tan enojado por haber perdido, que ahí mismo hizo un berrinche pero no pudo tocar al bebé. Eso sí, se fue de vuelta al infierno jurándole al gato, que un día iba a adivinar cuantos pelos tenía y cuando eso ocurriera, su venganza iba a ser terrible. Cuando la mujer regresó a su casa, ni se dio por enterada de lo que había ocurrido. Abrazó a su hijito y le dio un beso al minino por ser tan buen niñero.
Es por eso que los gatos hasta hoy en día, sueltan pelo todo el tiempo. Por que de esa manera, el demonio nunca llegará a saber cuanto tiene en realidad!!!

sábado, 27 de abril de 2019

Historia sobre una chava ayudando gatitos

Una historia acerca de una amiga de los animales y un amigo de los amigos de los animales y de las buenas personas, historia que tiene mucho de humanidad y de esos valores que nos parecen importantes de rescatar, porque de acciones pequeñas como esta, nos volvemos un mejor mundo con nuestros amiguitos de 4 patas.

Historia sobre una chava ayudando gatitos

Historia sobre una chava ayudando gatitos

Ayer cerca de las 11:00 de la noche, mientras subía a mi coche estacionado en la calle 27 de septiembre, vi a una chava parada frente a unos ventanales de una casa en ruinas. La calle estaba oscura y sola. Noté algo raro y aún así me fui. Ya en el coche, una calle abajo, recordé lo inseguras que han ido las calles para las mujeres en nuestra ciudad. Me preocupé y di la vuelta a la cuadra lo más rápido que pude para llegar al mismo lugar. Estacioné unos metros más adelante. Apagué el motor. Bajé el cristal y no me acerqué para no incomodar. Miré por el retrovisor. Ella estaba alimentando a unos gatitos abandonados que vivían dentro de la casa. Traía un recipiente, así que me di cuenta que no era la primera vez que lo hacía y como cargaba una bolsa de mano, me percaté que tal vez lo hace después de su trabajo. Cuando vi eso, volví a tener esperanza en la humanidad. Agradecí que en medio de tanta crueldad, aún existan personas con corazón como ella. Decidí que me quedaría ahí hasta que terminara de alimentarlos, por cualquier cosa. Estuvo ahí cerca de media hora. Cuando vi que se fue y estaba en una calle más iluminada y a mi parecer más segura, arranqué el coche y me fui. Pensé: Ella ha hecho su parte por un mundo más empático y más humano. Y esperé haber hecho la mía al velar por su seguridad, mientras ella velaba por la de unos seres indefensos. Todos merecemos llegar a salvo a casa. Sobretodo después de realizar una bella acción como ésta.

sábado, 6 de abril de 2019

La historia del gato Misa

El lunes pasado 1 de abril, un usuario de Facebook compartió su angustia por el travieso de la foto: Misa, su gatito, que había sido envenenado y rápidamente lo llevó al hospital donde se quedó en observación por varias horas.
Dios es tan bueno que lo salvó, poniendo su vida en manos de un médico con un excelente conocimiento y corazón.
En cuanto Misa entró a la casa con un llanto raro, tambaleándose y atontado, el dueño se llenó un miedo muy grande de perderlo; dejó lo que estaba haciendo y casi en pijama se fue con él en brazos a la clinica veterinaria, desesperado por poder salvar a su amada mascota.
Agradece muchísimo las oraciones de todos los amigos de facebook, los mensajes de ánimo y buena vibra que le hicieron llegar, ¡fueron muchísimos! ahí se dio cuenta que grupos en las redes sociales fieles al amor por los gatitos -aunque siempre hay alguien que se siente inmune a cometer errores y señala- y nos importa más brindar ese apoyo que necesita un miembro del equipo, que hacer leña del árbol caído.

Este es un fragmento de lo que contó y de su agradecimiento a los amigos de los gatos:
"Mil gracias. Puedo decirles que Misa se encuentra bien después de más de 80 horas de espera. No quise enviar este mensaje hasta verlo completamente restablecido, ahora ya está corriendo por la casa, durmiendo y metiéndose en los lugares menos imaginables y eso si: llorando porque le cerré todo posible punto de escape hacia la calle, me duele muchísimo pero, no llora sangre, ya se está haciendo a la idea que mamá es mala, muy mala y no lo dejará salir a comer alguna delicia desconocida que lo haga volver al hospital. Dios los bendiga a todos. Millones de gracias por sus oraciones. MISA."

La historia del gato Misa