Frase de gatos 1

'Los gatos tienen todo; admiración, sueño sin fin y compañía solo cuando la desean.' Rod McKuen.

Frase de gatos 2

'Hay dos maneras de refugiarse de las miserias de la vida: la música y los gatos.' Albert Schweitzer.

Frase de gatos 3

'El tiempo pasado con un gato nunca se pierde.' Colette.

Frase de gatos 4

'Amo a mis gatos más de lo que amo a la mayoría de las personas. Probablemente más de lo que es sano.' Amy Lee.

Frase de gatos 5

'¿Qué mayor regalo que el amor de un gato?' Charles Dickens.

Mostrando entradas con la etiqueta Historias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Historias. Mostrar todas las entradas

jueves, 9 de mayo de 2019

La leyenda del gato y el diablo

¿Sabes tú por qué los gatos sueltan tanto pelo? Estos son unos animalitos muy curiosos pero también, mucho más inteligentes de lo que te imaginas. Y la razón de que dejen tantos pelos por toda la casa, es que hace mucho tiempo, ocurrió algo muy peligroso. Aquí te dejamos la leyenda del gato y el diablo, para que la compartas en tus redes sociales si te gustó o para que se la cuentes a quienes les guste escuchar cuentos.

La leyenda del gato y el diablo

La leyenda del gato y el diablo

Había una vez una mujer que vivía sola con su bebé y su minino, en una casita en medio del bosque. Un día, ella tuvo que salir pero estaba muy preocupada porque no quería dejar a su hijo solo. Así que se volvió a su mascota y le dijo:
—Gatito mío, cuídame tú a mi bebé que no tardo en regresar —y entonces salió de su casa.
Al rato se apareció el diablo en la casa y el gato al verlo, saltó frente a la cuna del niño sin intimidarse, porque es bien sabido que los gatos son los únicos animales que no le temen a este ser tan maligno.
—¿Qué es lo que quieres? —le preguntó.
—¡Vengo a llevarme a ese bebé!
—Pues no puedes, porque lo estoy cuidando yo.
—No me importa, me lo llevaré conmigo y tú no podrás hacer nada para evitarlo.
—Muy bien —dijo el gato astutamente—, te propongo algo: si adivinas cual es el número exacto de pelos que tengo en todo mi cuerpo, podrás llevarte al bebé. Pero si fallas tienes que irte y nunca más volverás a aparecer por aquí. Te lo advierto, solo te voy a dar tres oportunidades para adivinar.
El diablo, que nunca había podido resistirse a los desafíos, aceptó pensando que sería fácil. Fue así como con mucha paciencia comenzó a contarle los pelos al gatito.
—Uno… dos… tres… —un pajarito cantó en la ventana distrayéndolo y haciéndolo perder la cuenta.
—Llevas una oportunidad —dijo el minino.
Refunfuñando, el diablo se puso a contar de nuevo.
—Cien… doscientos… trescientos…
En ese momento, el viento entró por la ventana y le movió los pelos al gato. El maligno perdió la cuenta una vez más.
—Ya llevas dos oportunidades.
Desesperado, el diablo se puso a contar de nuevo, prometiendo que ya nada lo iba a distraer.
—Un millón… dos millones… tres millones…
Entonces el gato movió la colita enfrente de su nariz, y el demonio estornudó fuertemente soltándole los pelos.
—¡Perdiste tu última oportunidad! Ahora sí, vete de esta casa y nunca regreses.
El diablo se sintió tan enojado por haber perdido, que ahí mismo hizo un berrinche pero no pudo tocar al bebé. Eso sí, se fue de vuelta al infierno jurándole al gato, que un día iba a adivinar cuantos pelos tenía y cuando eso ocurriera, su venganza iba a ser terrible. Cuando la mujer regresó a su casa, ni se dio por enterada de lo que había ocurrido. Abrazó a su hijito y le dio un beso al minino por ser tan buen niñero.
Es por eso que los gatos hasta hoy en día, sueltan pelo todo el tiempo. Por que de esa manera, el demonio nunca llegará a saber cuanto tiene en realidad!!!

sábado, 27 de abril de 2019

Historia sobre una chava ayudando gatitos

Una historia acerca de una amiga de los animales y un amigo de los amigos de los animales y de las buenas personas, historia que tiene mucho de humanidad y de esos valores que nos parecen importantes de rescatar, porque de acciones pequeñas como esta, nos volvemos un mejor mundo con nuestros amiguitos de 4 patas.

Historia sobre una chava ayudando gatitos

Historia sobre una chava ayudando gatitos

Ayer cerca de las 11:00 de la noche, mientras subía a mi coche estacionado en la calle 27 de septiembre, vi a una chava parada frente a unos ventanales de una casa en ruinas. La calle estaba oscura y sola. Noté algo raro y aún así me fui. Ya en el coche, una calle abajo, recordé lo inseguras que han ido las calles para las mujeres en nuestra ciudad. Me preocupé y di la vuelta a la cuadra lo más rápido que pude para llegar al mismo lugar. Estacioné unos metros más adelante. Apagué el motor. Bajé el cristal y no me acerqué para no incomodar. Miré por el retrovisor. Ella estaba alimentando a unos gatitos abandonados que vivían dentro de la casa. Traía un recipiente, así que me di cuenta que no era la primera vez que lo hacía y como cargaba una bolsa de mano, me percaté que tal vez lo hace después de su trabajo. Cuando vi eso, volví a tener esperanza en la humanidad. Agradecí que en medio de tanta crueldad, aún existan personas con corazón como ella. Decidí que me quedaría ahí hasta que terminara de alimentarlos, por cualquier cosa. Estuvo ahí cerca de media hora. Cuando vi que se fue y estaba en una calle más iluminada y a mi parecer más segura, arranqué el coche y me fui. Pensé: Ella ha hecho su parte por un mundo más empático y más humano. Y esperé haber hecho la mía al velar por su seguridad, mientras ella velaba por la de unos seres indefensos. Todos merecemos llegar a salvo a casa. Sobretodo después de realizar una bella acción como ésta.

sábado, 6 de abril de 2019

La historia del gato Misa

El lunes pasado 1 de abril, un usuario de Facebook compartió su angustia por el travieso de la foto: Misa, su gatito, que había sido envenenado y rápidamente lo llevó al hospital donde se quedó en observación por varias horas.
Dios es tan bueno que lo salvó, poniendo su vida en manos de un médico con un excelente conocimiento y corazón.
En cuanto Misa entró a la casa con un llanto raro, tambaleándose y atontado, el dueño se llenó un miedo muy grande de perderlo; dejó lo que estaba haciendo y casi en pijama se fue con él en brazos a la clinica veterinaria, desesperado por poder salvar a su amada mascota.
Agradece muchísimo las oraciones de todos los amigos de facebook, los mensajes de ánimo y buena vibra que le hicieron llegar, ¡fueron muchísimos! ahí se dio cuenta que grupos en las redes sociales fieles al amor por los gatitos -aunque siempre hay alguien que se siente inmune a cometer errores y señala- y nos importa más brindar ese apoyo que necesita un miembro del equipo, que hacer leña del árbol caído.

Este es un fragmento de lo que contó y de su agradecimiento a los amigos de los gatos:
"Mil gracias. Puedo decirles que Misa se encuentra bien después de más de 80 horas de espera. No quise enviar este mensaje hasta verlo completamente restablecido, ahora ya está corriendo por la casa, durmiendo y metiéndose en los lugares menos imaginables y eso si: llorando porque le cerré todo posible punto de escape hacia la calle, me duele muchísimo pero, no llora sangre, ya se está haciendo a la idea que mamá es mala, muy mala y no lo dejará salir a comer alguna delicia desconocida que lo haga volver al hospital. Dios los bendiga a todos. Millones de gracias por sus oraciones. MISA."

La historia del gato Misa