Frase de gatos 1

'Los gatos tienen todo; admiración, sueño sin fin y compañía solo cuando la desean.' Rod McKuen.

Frase de gatos 2

'Hay dos maneras de refugiarse de las miserias de la vida: la música y los gatos.' Albert Schweitzer.

Frase de gatos 3

'El tiempo pasado con un gato nunca se pierde.' Colette.

Frase de gatos 4

'Amo a mis gatos más de lo que amo a la mayoría de las personas. Probablemente más de lo que es sano.' Amy Lee.

Frase de gatos 5

'¿Qué mayor regalo que el amor de un gato?' Charles Dickens.

Mostrando entradas con la etiqueta Tips. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tips. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de septiembre de 2019

Cómo alimentar y cuidar a un gato recién nacido

Encontramos estos consejos sobre cómo alimentar y cuidar a un gato recién nacido y queremos compartirlos con ustedes por si es la primera vez que tienen un gatito en casa como mascota. Cualquier otro consejo pueden agregarlo en comentarios!

Cómo alimentar y cuidar a un gato recién nacido

Cómo alimentar y cuidar a un gato recién nacido

PRINCIPALES DATOS A TENER EN CUENTA

Los gatos no comen alimentos sólidos hasta aproximadamente las 4 semanas de vida..
A los 10 días de vida aproximadamente empiezan a abrir los ojos (para tener en cuenta la edad si encuentran uno recién nacido).

La leche materna es fundamental, ninguna otra leche u otro sustituto puede reemplazar 100% de los nutrientes que esta le da. Una mala nutrición en sus primeras semanas de vida puede ocasionarle varios problemas al gatito (problemas de crecimiento, atrofia en los huesos y músculos, falta de anticuerpos, etc.)
La micción y la defecación voluntaria solo se logran a partir de las 3 semanas. Hasta ese momento dependen de la madre quien activa el reflejo correspondiente.
Los recién nacidos, durante las primeras 4 primeras semanas de vida no regulan la temperatura

NECESITAMOS GOMINES PARA BICICLETAS

Cuestan unos pocos centavos, los podemos conseguir en bicicleterías o gomerías. Tener varios de repuesto. Sino tienen un lugar cerca de donde comprar pueden usar el que tienen de sus bicis, pero fíjense que no estén resecos, lávenlos con agua caliente y detergente y enjuáguenlos muy bien para sacarle la grasa y suciedad que pueda tener.

MAMADERAS PARA CACHORROS O JERINGAS DESCARTABLES.
Con una de 10cc basta.

LECHE:

BabyCat Milk de Royal Canin es la mejor opción, pero es muy cara y se consiguen solo en buenas veterinarias.

En su defecto pueden usar GatoLac o Sancor bebe de 1 a 3 años. Recomiendo comprar la caja más chiquita de la Sancor. El gatito va a tardar un poco en acabarse una cajita y si tienen una grande mucho más y es probable que se le ponga fea.

TRAPOS, ROPA VIEJA, PELUCHES, ETC

ALGODON, SERVILLETAS DE PAPEL:

El algodón común que se vende en los súper o en su defectos servilletas de papel para la cocina.

Bueno, primero que nada les recomiendo que si encuentran un gatito de pocos días abandonado o tienen uno al que la madre lo rechaza consulten siempre al veterinario para ver las condiciones específicas en que se encuentra el animalito. Esta guía contiene pautas para salir del apuro. Igualmente si el gatito no tiene nada grave él les va a decir en general algo muy parecido a todo esto que sigue.

PRIMER PASO

En mi caso las veces que encontré un gatito tan chico estos estaban solo y sin la madre. En estos casos es vital hacerle recuperar su temperatura ya en las primeras semanas ellos no la regulan por sí mismo, por eso siempre duermen apilados con sus hermanos para darse calor además del que le da el cuerpo de la madre. Agarren lo que hayan conseguido (remera, buzo de lana, trapos, etc.) y entíbienlo y envuelvan al gato con él. Tengan cuidado de no ponerle mucho peso encima, de dejarle la cabeza al descubierto para que respire, ponerlo de panza y de que el calor no sea excesivo.

ALIMENTACION

Como mínimo deberá comer 4 veces al día, pero si el gato tiene pocos días de vida y tampoco tiene la alimentación de la madre es probable que este muy débil por lo que recomiendo que coma cada 2 horas aproximadamente. Luego de las dos semanas se pueden ir distanciando las comidas cada 4 horas. Para esto van a usar la jeringa y el gomín. Es necesario que sea nueva la jeringa para que el embolo (lo que apretamos) se desplace suavemente sin trabarse. Si se destraba de golpe mientras lo apretamos podríamos largarle mucha leche de una sola vez y ahogarlo.

Pongan el gomín en la punta de la jeringa como si fuese la punta de una mamadera.
Por cada vez que le den de comer como mínimo una jeringa, dependiendo del tamaño y las semanas de vida por ahí se toma 2 o 3. Eso lo tienen que ir viendo probando si el gatito toma con ganas cuando le dan otra jeringa cargado o si se las rechaza.

Tengan en cuenta de referencia estos valores:
  • Un gato de una semana de vida necesita 13 ml de leche por 100 g de peso corporal.
  • Uno de 2 semanas de vida necesita 17 ml de leche por 100 g de peso.
  • Uno de 3 semanas de vida necesita 20 ml de leche por 100 g de peso.
  • Uno de 4 semanas de vida necesita 22 ml de leche por cada 100 g de peso.
La temperatura de la leche debe estar aprox. a 38°. Esto es apenas tibia, casi natural.

Al principio probablemente van a tener que ponerle la jeringa (la punta del gomín) en la boca abriéndosela cuidadosamente hasta que se den cuenta de mamar de ahí. Tal vez cueste al principio, pero luego va a agarrar viaje solo el gatito hasta el punto de buscar solo la jeringa cuando la vea.

Siempre hagan que coma con la panza sobre el piso y nunca boca arriba.

Apenas hay que apretar la jeringa, lo ideal es que succionen solos. Por eso es importante que embolo se pueda desplazar muy suavemente para ir suministrándole casi de a gotas la leche. Si lo forzamos a tragar mucho de golpe se puede ahogar. Los alimentos fríos, la administración rápida, o la sobrealimentación podrían causar regurgitación, aspiración, distensión y diarrea.

Cuando el gato ya es grande (más o menos después de las 4 meses) no hay que darle más leche, la leche de vaca les cae mal (aunque les gusta)y los puede descomponer. Por eso solo de pequeños deben tomar (siempre la mejor es la leche de la madre, no hay otra igual). Cuando son grandes simplemente agua deben tomar, es lo mejor. Hasta la 4 semana aproximadamente no empiezan a comer sólidos. Entonces a partir de la 3 semana hay que empezar a estimularlos a que coman sólidos. Se le puede ir dando que pruebe comer carne picada u otro alimento blando como Royal Canin en sobrecitos para bebes(se consigue en veterinarias) Si no tienen carne u otro alimento blando como Royal Canin pueden darle por ejemplo el alimento duro común pero ablandado con agua ( es más fácil para ablandar si lo colocan en una procesadora.

OTROS CUIDADOS

La micción y la defecación voluntaria solo se logran a partir de las 3 semanas. Hasta ese momento dependen de la madre quien activa el reflejo correspondiente. Para esto van a usar el algodón o las servilletas. Deben estimular a los gatitos, después de alimentarlos, frotando con suavidad la región anal con un algodón o un paño humedecido con agua caliente. Si esto no se realiza los gatitos no defecarán ni orinarán en forma autónoma, pudiendo enfermar gravemente. Los gatos tiene necesidad de contacto. Por eso para suplir la falta de sus hermanitos y la madre uno los tiene que estimular manipulando en forma breve pero regular a los animalitos (acariciándolos suavemente). Si el gatito no recibe estimulación social se tornará agresivo, tímido, huraño y no desarrollará su sentido de exploración.

Cuando termine de comer, vuelva a entibiar sus trapitos para que se relaje y pueda dormir mejor.

Deben dormir el lugares sin sobre saltos y con una temperatura ambiente agradable, ni muy fría ni muy caliente. Por eso no deje al gato al lado de un calefactor o estufa, el calor excesivo podría deshidratarlos y el frio lleva a insuficiencia circulatoria y a la muerte.
Para armarle un cama es bueno utilizar una caja de cartón grande, una frazada debajo de las toallas, tener siempre una radio encendida para que escuchen música baja, y alimentarlo momentos antes de irse a dormir.

Si lloran excesivamente puede ser por frio, hambre, etc.

Mantener siempre la jeringa en buen estado limpiándola cada vez que se usa (también el gomin). Pero no usar solventes fuertes, solo agua y como mucho detergente. Luego enjuagar todo muy bien para que no le quede gusto raro a la misma. Si notan que el embolo no se desplaza bien, usen una jeringa nueva.
También cuidar que el gomin que usamos este sano, puede que los gatitos empiecen a morder el mismo. Si ésta roto pongan uno nuevo. Pueden usar un peluche para simular el cuerpo de la madre, yo lo hice con mi gata, lo usaba cuando dormía.

Todos los valores que di acá son aproximados, hay que estar muy atentos a cómo reacciona el gatito, si se comporta raro, molesto, etc. En definitiva ser perceptivos y usar el sentido común. Tengan siempre en cuenta que lo mejor es consultar a un veterinario y que él los vaya guiando.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Aumento gasto al tener un gato

Uno de los aspectos más importantes si vas a adoptar, acoger o comprar un gato es tener en cuenta el aumento del gasto que va a conllevar.

Al igual que un ser humano, necesita comida, entretenimiento, una temperatura agradable, un sitio donde dormir… y todo ello conlleva un gasto extra que tendrás que ver si te puedes permitir o no. Además, estos gastos dependerán del lugar donde vivas, no es lo mismo vivir en Valencia, que no hace tanto frío, que en Galicia.

Si bien es cierto que no gastan como una persona, es decir, que no vas a gastar el doble en las facturas de luz o gas, si que aumentaran tus gastos por lo que puedes buscar formas de compensarlo cambiando de tarifa a una más económica.

Aumento gasto al tener un gato

Gastos al tener un gato

Si tu economía no es la mejor, ten en cuenta los siguientes gastos. Si el gato al final se convierte en un problema económico es probable que tengas que darlo en adopción. Por ello, as

            El precio del gato

Puede que adoptes o acojas un gato y te ahorres esto, pero ten en cuenta que el precio, al comprarlo, puede variar mucho.

            La comida

Obviamente, igual que tú, se tiene que alimentar. Puedes buscar marcas blancas de comida, pero que sean de calidad.

            Juguetes y objetos

Un gato necesita objetos como un arenero, boles para el agua y la comida y una cama. Puede suceder que le compres una cama cara y termine durmiendo en el sofá. Espera a ver qué le gusta y adáptate a ello.

También necesitará un collar y un transportín. Además de juguetes, rascadores, productos para el baño y su cuidado del pelo…

            Veterinario

Esperemos que nunca se ponga malo, peor de primeras tendrás que ir al veterinario a que le ponga las vacunas, le castre y le esterilice, si es lo que deseas (es recomendable para evitar embarazos o comportamientos no deseables). Puede que, en algún momento, tenga algún problema de pulgas.

Puedes elegir entre pagar cada vez que vayas o tener un seguro de salud para tu mascota.

            Microchip

Es cierto que este gasto no necesario. Sin embargo, los gatos pueden tender a escaparse o perderse y es una buena inversión por si tienes que encontrarlo. Además, es una forma de demostrar que eres su dueño y de tener toda su información médica.

Con todo esto, como mínimo, el gasto inicial de tener un gato puede alcanzar los trescientos euros. Esto sin contar la comida y los gastos generados por el como luz, agua, gas...

domingo, 11 de agosto de 2019

Cómo adaptar tu hogar a la llegada de un gato

Para un animal, igual que para nosotros, llegar a un hogar nuevo siempre es duro. Si adaptamos nuestro hogar y nos adelantamos a sus necesidades, le haremos este cambio mucho más sencillo a nuestra mascota.

Cómo adaptar tu hogar a la llegada de un gato

Adaptación del hogar

Lo primero a tener en cuenta es la capacidad de los gatos para trepara por casi cualquier lugar. Esto va a determinar cómo adaptar tu hogar a tu mascota Evita dejar al alcance objetos que puedan romperse y hacerle daño a tu mascota. Además, instalar mosquiteras en la venta.

Una de las cosas que puedes hacer para quedarte tranquilo, aunque sean los primeros días, es poner una cámara en casa que controlar a través de tu teléfono móvil.

Además, a los gatos también les gusta arañar y morder por lo que una de las cosas más importantes será esconder y proteger todos los cables eléctricos para que no puedan acceder a ellos y evitar problemas para tu gato y para tu vivienda. Puede que, si tu instalación eléctrica es muy antigua, tengas que realizar algún cambio en ella.

Pese a que no suelen ser proclives a ingerir objetos o cosas extrañas, evita dejar alimentos o productos a su alcance. Además, hay algunas plantas tóxicas para ellos así que, si tienes plantas en casa, verifica que no sean de este tipo.

Accesorios indispensables

     Comedero y bebedero, colócalo en un sitio accesible para tu mascota
     Arenero y pala, intenta que esté en un sitio tranquilo y que ventile bien.
     Transportín, indispensable si vas a viajar con él, aunque sea al veterinario. Hay gatos que, incluso, lo usan para dormir en él.
     Cama, colócala donde creas, cerca de un ventilador. Lo cierto es que los gatos duermen donde les da la gana, aunque suelen hacerlo en sitios cómodos. Debe ser algo fácil de lavar.
     Manta, para proteger las cosas de sus pelos.
     Rascador, seguramente lo más importante de todo. Los gatos quieren marcar todo y, además, limarse las uñas. No tener un buen rascador hará que tu gato utilice lo que más le convenga de la casa para ello.
     Productos de aseo, cortauñas, champú y un pequeño botiquín.
     Productos de aseo como cortaúñas, cepillo o champú, además de un botiquín con lo imprescindible, como un termómetro, guantes desechables, gasas, pinzas, etc.
     De los juguetes hablaremos en el siguiente apartado.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que los gatos son capaces de trepar a casi cualquier sitio, a diferencias de los perros.

jueves, 1 de agosto de 2019

La seguridad de tu gato en el hogar


Al igual que con los niños pequeños, hay que pensar si nuestro hogar está adaptado y es seguro para nuestro gato.

La seguridad de tu gato en el hogar

Peligros para tu gato en el hogar

Caídas

A los gatos les encanta explorar el espacio, aunque es bueno para su desarrollo, puede reportarles algunos peligros. Hay que contar con que las escaleras, los balcones, las ventanas y las puertas abiertas implican riesgos de caída.

Si bien es cierto que los gatos son muy ágiles y suelen caer de pie, no viene mal adaptar tu hogar a tu gato y, en la medida de lo posible, conseguir que aterrice en buen lugar.

Quemaduras

Es el sitio donde se dan la gran parte de accidentes domésticos. Hay muchas cosas que pueden llamar la atención de tu mascota, por lo que hay que estar atento y no dejar cosas a su alcance, ni que paseen y salten a su gusto por la cocina.

Electricidad

A los gatos les encanta morder los cables de los aparatos electrónicos y los cables de la luz. Como has podido comprobar, a los gatos les encantan los cable o cuerdas que se mueven.

Intenta no dejar cables a mano ya que, al morderlos, pueden cortocircuitarse y que les produzcan quemaduras internas graves.

Intoxicación

También les gusta mucho explorar nuevos sabores. Hay alimentos que, pese a ser nocivos o incluso mortales, les atraen por su sabor (anticongelante).

Es importante mantener los restos de alimentos, la basura y los productos de limpieza fuera de su alcance.

¿Cómo proteger a tu mascota?

Ante todo, contrata una alarma. Si puede tener detector de incendios y circuito cerrado de televisión, mejor.

Puede parece algo fuera de lugar, pero se pueden dar problemas como allanamientos e incendios que pongan el peligro a tu mascota.

Además, el poder ver a tu gato a través del móvil en el momento que quieras, te dará tranquilidad al estar fuera de casa.

También es importante que les pongas rascadores por toda la casa. Es algo indispensable para ellos y así evitarás que te destrocen los muebles y puedan comer algún material que les siente mal.

Guarda todos los productos peligrosos en armarios inaccesibles. Lo mismo con los aparatos electrónicos o cables de luz (los puedes proteger con fundas de plástico).

lunes, 11 de marzo de 2019

Porqué es mejor reforzar el comportamiento positivo de tu gato

A la hora de enseñarle algo a tu mascota o tratar de evitar cierto comportamiento específico, siempre es mejor reforzar el comportamiento positivo de tu gato antes que recurrir al castigo. El castigo no le enseña al gato qué hacer, y puede tener efectos secundarios negativos. Los aversivos pueden parecer la mejor manera de resolver los problemas de comportamiento, especialmente en los momentos de frustración cuando nada parece funcionar. Aunque la fuerza y ​​el castigo pueden suprimir o disminuir los comportamientos, no le enseña al gato qué hacer. Además, hay consecuencias que pueden hacer que estos tipos de métodos sean malas elecciones para el cambio de comportamiento.

mujer gritandole al gato

Porqué es mejor reforzar el comportamiento positivo de tu gato:

1. Estrés
Siempre hay razón para cierto tipo de comportamiento. Los gatos no son malos, ni están enojados con su gente cuando realizan actividades desagradables. Lo que las personas perciben como mal comportamiento a menudo es una respuesta estresante del gato a algo en su entorno. Es natural que los gatos estresados ​​se involucren en comportamientos instintivos. A menudo, estos comportamientos son desagradables para quienes viven con ellos.

El castigo también aumentará la ansiedad y el estrés y hará que los gatos se sientan inseguros. Como todos los animales, los gatos necesitan sentirse seguros en su mundo. Es desafiante sentirse seguro y feliz mientras se le castiga o grita periódicamente.

2. Incremento de las molestias.
Castigar a tu gato puede escalar el comportamiento original y beneficiar el desarrollo de otros nuevos. Debido a que estos métodos contundentes son estresantes, la situación a menudo se deteriora.

A medida que el castigo se intensificaba, el gato se pone más ansioso y temeroso y además de no cumplir con el objetivo de comportamiento que deseamos, termina por romper el lazo de confianza entre dueño y mascota.

3. Relación amenazada
Los gatos tienen una perspectiva diferente de sus comportamientos que las personas. No perciben sus propias actividades como "malas" o destructivas. Eso es cosa de la gente. Cuando castigas a tu gato por comportamientos que le resultan desagradables, tu amigo felino asociará el castigo con quienquiera que esté transmitiendo el mensaje, no con su propio comportamiento. A menudo esto lleva a que se aleje de ti. Las personas a las que los gatitos originalmente amaban y en quienes confiaban ahora se perciben como aterradoras e hirientes.

4. Las áreas se vuelven tabú.
A menudo, los gatos se niegan a acercarse a los lugares donde fueron castigados. Por ejemplo, si las cajas de arena están ubicadas cerca de donde fueron reprendidas, los gatos pueden evitar usarlas. Algunos se vuelven tan temerosos y ansiosos que se alejan de la caja de arena y de la habitación donde se encuentra la caja, por ejemplo.

5. El castigo refuerza al castigador.
Sin dudas que los gatos influyen en nuestra vida. Un efecto secundario aterrador que se pasa por alto es el efecto de refuerzo que tiene el castigo en el castigador. Independientemente de las consecuencias, aprenderás que el castigo puede detener o disminuir inmediatamente un comportamiento, por lo que es más probable que vuelvas a usar métodos tan contundentes, en vez de dejarle un mensaje positivo a tu mascota.

Cuando el castigo no detiene el problema, la persona, sintiéndose frustrada, intensificará sus acciones, intentando cambiar el comportamiento.

Otro efecto secundario insidioso es cómo hace sentir al castigador. Gritar y castigar ayuda a liberar sentimientos de frustración cuando una situación desagradable parece imposible de resolver. Puede que te sientas bien al gritar y vuelvas a hacerlo una y otra vez.

Como puedes ver, aunque el castigo puede parecer la solución en el momento, sus efectos secundarios pueden ser perjudiciales. Puedes aprender a cambiar comportamientos y enseñarle a tu gato con métodos libres de fuerza, reforzando el comportamiento positivo de tu gato, algo que puede tardar un poco más, pero los resultados valen el esfuerzo. También crean vínculos entre tú y tu gato, y todos son más felices.

¿Te arrepientes de haber usado el castigo para cambiar el comportamiento? ¿Cómo fue tu experiencia? Comenta debajo.

lunes, 25 de febrero de 2019

Consejos para mejorar la vida de tu gato

Hay muchas maneras en que podemos mejorar la vida de nuestros gatos: juguetes que permiten que el gato simule la presa del acecho, la interacción social con las personas, proporcionando espacios elevados para que suban los gatos. Esto se denomina enriquecimiento ambiental y es especialmente importante para los gatos de interior.
Aquí te dejamos algunos consejos para mejorar la vida de tu gato que probablemente no estés implementando en tu hogar.

Consejos para mejorar la vida de tu gato

Consejos para mejorar la vida de tu gato

Juguetes con comida
Teniendo en cuenta su bajo costo, el hecho de que también pueden ser caseros y gratuitos, la facilidad de ensamblaje y las ventajas inherentes que promueven la locomoción y la disminución del comportamiento inactivo, nos parece lamentable que un número tan pequeño gatos los usen.

Son muy pocos los dueños de gatos que usan juguetes con comida como pelotas, juguetes de rompecabezas o escondidas de comida. Hay muchos tipos de juguetes para gatos que distribuyen alimentos, algunos de los cuales tienen niveles de dificultad ajustables para que puedas comenzar fácilmente y hacerlo más difícil una vez que tu gato se haya acostumbrado. También es muy fácil hacerlo tú mismo, ya que muchas de las ideas DIY incluyen elementos de uso diario tubos de cartón o botes de yogur. Otra opción es simplemente esconder la comida para que la encuentre tu gato.

Suministro de agua por separado de los alimentos
Los gatos prefieren que su fuente de agua no esté cerca de su comida, sin embargo, la mayoría de las personas los proveen uno al lado del otro. Es una buena idea proporcionar agua sin gas y agua en movimiento (por ejemplo, a través de un grifo que gotea o un dispensador de agua especialmente diseñado).

Los recipientes de comida y agua deben estar en un lugar tranquilo para que el gato no se sienta estresado mientras come o bebe.

Cajas de arena
Algunos dueños de gatos no son conscientes de la necesidad de colocar las cajas de arena en un lugar tranquilo y de tener una caja de arena adicional (por ejemplo, si tienes dos gatos, deberías tener tres cajas).

Otro tip importante para mejorar la calidad de vida de tu gato es recoger la bandeja de la basura dos veces al día, especialmente en una casa con varios gatos.

Lugares altos y escondites
A los gatos les gusta tener acceso a una ventana con una vista interesante, también les gusta tener lugares altos para sentarse y descansar, así como lugares donde puedan esconderse. Árboles para gatos, cajas de cartón, hamacas y estantes son una buena idea para tus mascotas.

Además, los gatos necesitan lugares horizontales y verticales que pueden arañar, ya que este es un comportamiento normal para ellos. Los gatos usan postes para rascar cuando se les proporciona y esto puede salvar los muebles más importantes del hogar. Los mejores postes para rascar gatos son generalmente cuerdas y de más 1 metro de altura para que puedan estirarse bien.También les gustan los árboles para gatos con múltiples niveles.

Jugar, asear y acariciar
La mayoría de las personas juegan con su gato todos los días, y también tienen sesiones diarias de cuidados y caricias. Esto es bueno porque el tiempo de juego diario ayuda a reducir los problemas de comportamiento en los gatos.

Otras estrategias para mejorar la vida de tu gato
Otras formas de enriquecer la vida de los gatos incluyen el uso de aromas (como hierba de gato, lavanda y feromonas), televisión o video para gatos y juguetes giratorios para que el gato no se aburra de ellos.

¿Qué estrategias usas para mejorar la vida de tu gato? ¡No olvides comentar y compartir!

Consejos básicos de entrenamiento del gato

Atrapa la pelota, gatita! ¡Trae el periódico, gatita! ¡Atrapa el Frisbee, gatito! Esos no son comandos que le enviarás a tu gato en corto plazo, al menos no con éxito. Los gatos no son exactamente receptivos a ese tipo de entrenamiento.

Pero eso no significa que no puedas entrenar a tu gato para nada. Puedes, y muy efectivamente. Y en el proceso, puedes enseñarle a tu gato a ser un miembro de tu hogar mucho más agradable.

Probablemente, el primer entrenamiento que querrás darle a tu gato será usar la caja de arena, ¡por razones muy obvias!

Consejos básicos de entrenamiento del gato

Consejos básicos de entrenamiento del gato

Entrenar a un gato para usar la caja de arena 
Este tipo de entrenamiento por lo general no es difícil. Los gatos son generalmente limpios por naturaleza, y tienen una inclinación natural a enterrar sus desechos. Utiliza los siguientes pasos para entrenar a tu gato para comenzar a usar una caja de arena:

Coloca a tu gato y una caja de arena limpia (del tipo sin cubierta) en un área confinada, como una habitación en la casa.
Asegúrate de que su gato tenga suficiente comida y agua limpia.
Si el gato lo hace fuera de la caja, coloca los desechos en la caja de arena. (Lo siento, ¡hay que hacerlo! El olor de los desechos puede hacer que el gato comience a usar la caja).
Por lo general, dentro de uno o dos días de estar confinado en la caja de arena, el gato comenzará a usar la caja con regularidad.
Si el gato no usa la caja dentro de un par de días, intenta esto: después de que el gato haya comido, colócalo en la caja de arena y luego rasca un poco la superficie con la punta de tu dedo.

Si todavía no puedes lograr el éxito, asegúrate de que la caja esté limpia. Si alguna vez se ha usado antes, límpialo con bicarbonato de sodio y rellénalo con arena limpia. También puedes probar varios tipos de arena para gatos; a veces un gato estará cómodo con una marca y no tanto con otra. También asegúrate de que la caja esté ubicada en un área tranquila y apartada.

Si nada parece funcionar, consulta a tu veterinario. Ocasionalmente, un problema médico subyacente puede ser la causa de la renuencia de un gato a usar una caja de arena.

Entrenamiento del comportamiento
Si tu gato está haciendo algunas cosas que, bueno ... REALMENTE preferirías que no las hiciera, es muy probable que puedas entrenar ese mal comportamiento para corregirlo.

Pero primero, trata de entender por qué el gato se comporta de esa manera. Hay una razón, y desde la perspectiva del gato, por supuesto, el comportamiento es perfectamente razonable.

Si el gato araña sus muebles, por ejemplo, es impulsado por el instinto de hacerlo. Necesita arañar algo, es un instinto de supervivencia. ¡No tiene que ser tu mueble, sino algo!

Así que no hay muchas posibilidades de que tu gato deje de arañar. Pero puedes entrenar al gato para que centre su instinto de garra en objetos aceptables, como rascar postes.

Entrena a su gato para que se comporte apropiadamente usando un refuerzo positivo, no un castigo. NO le pegues al gato cuando rasca los muebles. El gato no entenderá la razón de tu comportamiento y solo aprenderá a temerte. En su lugar, recompensa a tu gato dándole un gusto cuando araña un área pensada para ello.

Entrenamiento de la agresión
Si tu gato a veces juega demasiado áspero y comienza a morder o rascar, también es un comportamiento que puede ser entrenado, al menos hasta cierto punto.

Cuando juegues con tu gato y comience a morderte o a rascarte, sobresáltalo con un ruido fuerte. Puedes aplaudir o hacer un sonido sibilante, simplemente algo para asustar al gato para que deje de hacer lo que está haciendo.

Y luego, simplemente, alejarte.

Haz eso cada vez que tu gato se ponga rudo jugando, y aprenderá que la consecuencia de morder y arañar es que el tiempo de juego llega a su fin.

Tu gato no sabe que no se puede entrenar
Es un error común creer que los gatos no pueden ser entrenados. Pero afortunadamente eso no es cierto. Puedes y debes entrenar a tu gato para que sea un miembro más agradable de la familia. Ambos estarán mejor.

Y lo creas o no, incluso puedes entrenar a tu gato para que realice algunos trucos "de perro" si quieres. Eventualmente podrás entrenar a tu gato para que se siente al mando o para caminar con una correa.