lunes, 16 de agosto de 2021

Cómo presentar un gato nuevo a tu gato

Llevar una nueva mascota al hogar es emocionante para cualquier familia. Tu nueva mascota se convertirá en un miembro querido de la familia y es posible que estés ansioso por comenzar. Sin embargo, primero debes preparar tu hogar y tu familia.

Las primeras impresiones cuentan y es importante empezar por el buen camino. Una preocupación común es presentar un gato nuevo a un gato existente. ¿Cómo responderá tu mascota original? ¿Se llevarán bien los dos gatos? ¿Qué puedes hacer para facilitar la introducción?

Cómo presentar un gato nuevo a tu gato

Cómo presentar un gato nuevo a tu gato

¿Qué preparar?

Cuando traes un nuevo gato o gatito a casa, es importante no apresurarte en las presentaciones. Una nueva mascota necesitará algo de tiempo para acostumbrarse a su nuevo entorno. Los gatos adultos pueden tardar más en relajarse que los gatitos.

En primer lugar, asegúrate de tener suficientes suministros para tu nuevo gato. Es posible que desees comprar una cama nueva, juguetes nuevos y, sin duda, nuevos tazones de comida y agua. Pon al gato nuevo en una habitación solo, para que tenga tiempo de adaptarse.

El siguiente paso es acostumbrar a cada gato al olor del otro. Coloca algunos elementos de cada gato en una habitación con el otro, para que se familiaricen. También puedes frotar un paño húmedo sobre las almohadillas de las patas y los pómulos del nuevo gato para recoger algo de su olor.

Luego, frota el paño sobre ciertas áreas de la casa, como los alféizares de las ventanas, las sillas, etc. Esto ayudará al nuevo gato a comenzar a sentirse cómodo en su nuevo hogar.

¡Las primeras impresiones cuentan!

No te apresures a presentar a tus gatos. Un primer encuentro desastroso puede conducir a una relación helada y tensa más adelante.

Una vez que estés seguro de que tu nuevo gato se siente cómodo en su nuevo hogar, puedes comenzar a presentar gradualmente a los dos gatos. ¡Tu gato actual definitivamente sabrá que algo está pasando! 

Si tu gato huele con curiosidad alrededor de la puerta de la habitación del gato nuevo, es una buena señal, significa que los gatos sienten curiosidad por los demás. La curiosidad puede hacer que las primeras reuniones salgan bien.

A continuación, calza la puerta para abrirla un poco. No la abras lo suficiente para que un gato entre o salga, solo lo suficiente para que los gatos se vean. Si esta reunión va bien, puedes pasar al siguiente paso.

Es probable que tu nuevo gato se sienta cómodo con la habitación en la que se encuentra en este momento. Ahora es el momento de presentarles el resto de la casa. Si te sientes seguro, puedes permitir que los gatos viejos y nuevos se encuentren correctamente en este punto.

Sin embargo, podría ser mejor mantener alejado al gato mayor durante este tiempo. Deja que tu nuevo gato explore toda la casa, sintiéndose cómodo con su entorno.

La introducción final

Ahora es el momento de presentar a tus gatos correctamente. Es una buena idea tener a un amigo o familiar a mano, por si acaso la reunión sale mal.

Lleva a tu nuevo gato a una habitación y tu asistente lo llevará a otra. Abran la puerta de conexión y dejen que los gatos pasen a su debido tiempo para encontrarse.

Observa atentamente a los gatos. Si la reunión va bien, recompensa a sus gatos con atenciones o golosinas.

Mantenerse alerta

Los dos gatos pueden convertirse en mejores amigos, o puede que no. Los gatos son individuos y no permitirán que los apresuren ni los fuercen. Tómate tu tiempo con las reuniones iniciales y mantente alerta.

Si tuviste dos gatos anteriormente, podrías asumir que tu gato nuevo y viejo se llevarán bien automáticamente. Desafortunadamente, puede que ese no sea el caso. Piénsalo: el hecho de que hayas tenido un compañero de habitación en el pasado no garantiza que te lleves bien con un nuevo compañero de habitación. Lo mismo sucede con los gatos.

Por lo tanto, es importante vigilar de cerca a los gatos, especialmente durante los primeros días. Es posible que los gatos simplemente se toleren entre sí o simplemente se ignoren entre sí. Eso podría ser lo mejor que puedes esperar.

En conclusión, presentar dos gatos puede ser un poco estresante, pero se puede hacer sin problemas. La clave es no apresurarse. Dale tiempo a tu nuevo gato para que se acomode y dales a ambos animales la oportunidad de acostumbrarse a la idea del otro.

Si tu gato actual está bien entrenado, es social y tiene un historial de llevarse bien con otros gatos, es muy probable que tú y tus gatos estén bien con la nueva familia formada.

0 comments:

Publicar un comentario

Video gatuno de la semana

Instagram de Solo Gatos

Participa en nuestra comunidad de Instagram con la foto de tu gato

Seguimos ampliando nuestras redes sociales para llegar a más gente gatuna. Para ello, creamos una cuenta de Instagram donde queremos que el...