jueves, 23 de septiembre de 2021

¿Por qué mi gato maúlla cuando lo acaricio?

El miau es una de las formas de comunicación características de los gatos. Este sonido tan típico de ellos tiene múltiples variantes, que dependerán de lo que nuestro gato quiera “decirnos”. Habrá gatos más o menos “habladores” y, entre los más inclinados a comunicarse de esta forma, tendremos la oportunidad de observar un amplio repertorio de sonidos.

Será nuestro trabajo aprender a interpretar el idioma felino y, por tanto, comunicarnos con nuestro socio. En este artículo explicaremos el significado de algunos de los maullidos más habituales. ¿Por qué maúlla mi gato cuando lo acaricio? ¡Descúbrelo a continuación!

 ¿Por qué mi gato maúlla cuando lo acaricio?

¿Por qué mi gato maúlla cuando lo acaricio?

Los maullidos de los gatos y su significado

Como hemos dicho, el maullido será una forma de comunicación muy importante para los gatos con más ganas de relacionarse con nosotros, pues este sonido se usa más en las relaciones con humanos que con otros gatos. Para responder a la pregunta de por qué un gato maúlla cuando es acariciado, primero debemos conocer los significados de los maullidos más comunes

Estos son los siguientes:

  • Hola: Es el típico maullido que emite nuestro gato cuando llegamos a casa o cuando nos conoce. Tendrá un tono alegre.
  • Petición: Es un maullido insistente y muy claro. Sobre todo si el gato quiere conseguir algo de forma muy intensa, para lo cual utilizará un tono elevado y no se detendrá hasta conseguirlo o desista (¡lo que suele ser raro!).
  • Sorpresa: Es un maullido breve, parecido a un “grito”, que producirá nuestro gato al ver algo que le interesa y agrada, como puede ser cuando nos acercamos con su comida favorita.
  • Celo: Si tenemos un gato sin esterilizar, cuando entre en celo, lo que puede pasar en cualquier época del año, emitirá maullidos en un tono muy alto, insistente y casi como un grito. Con la esterilización de gatos este comportamiento termina.
  • Conversación: hay gatos a los que les gusta especialmente interactuar con los humanos y son capaces de establecer un “diálogo” con nosotros, de modo que aúllan en “respuesta” a nuestros comentarios, pudiendo seguir la “conversación” durante minutos.
  • Llamada de atención: Cuando nuestro gato se aburre o necesita nuestro contacto, puede emitir un suave maullido, que quizás evoca aquel con el que el gato se comunica con sus crías.
  • Ubicación: recordando también la relación de la madre con su cría, nuestro gato puede maullar, en tono alto, cuando está encerrado en algún lugar o incluso si nos ha perdido de vista.
  • Ayuda: En ocasiones un gato enfermo o herido puede solicitar nuestra atención con un significado de maullido, que variará en función de su condición, pudiendo adquirir un tono más o menos grave y profundo.
  • No me gusta: cuando nuestro gato se encuentra en una situación que le molesta, emitirá un maullido de protesta. Es el que podemos escuchar cuando, por ejemplo, lo encerramos en el portabebé para ir al veterinario o, en algunos casos, cuando lo dejamos solo.

Acariciando a nuestro gato

Visto los significados de algunos de los maullidos más habituales, veamos qué pasa cuando tocamos a nuestro gato para poder saber por qué maúlla cuando lo acariciamos. Algunos gatos son reacios a estos contactos y por ello debemos respetarlos y nunca forzarlos. El patrón que podemos seguir para acariciar a un gato es el siguiente:

  • Cabeza: Los gatos aceptan, y los más cariñosos piden, caricias en la cabeza, hacia los lados, entre y detrás de las orejas y el cuello.
  • Parte trasera: También es una zona que les agrada, sobre todo hacia su final, antes del inicio de la cola. Algunos incluso reaccionan moviendo las patas delanteras como si “amontonaran”, comportamiento que recuerda a sus días de bebé, cuando realizaban esta acción al succionar para estimular la producción de leche.
  • Patitas: A los gatos no les suele gustar que le toquen los pies o las patas, son muy sensibles, por lo que es mejor evitarlos.
  • Vientre: Zona de alerta roja, la mayoría de los gatos no admiten tocar el vientre, ya que es una parte muy vulnerable de su cuerpo. Pueden reaccionar escapando o incluso agarrando la mano con las piernas o la boca.

Teniendo en cuenta el lenguaje felino y los aspectos que hemos explicado, veremos las razones por las que un gato maúlla cuando lo acariciamos.

Maullidos y caricias

Ten en cuenta que lo primero y más importante es conocer a nuestro gato para entender el significado de sus maullidos, ya que cada gato desarrollará su propio lenguaje con nosotros. Entonces, ¿por qué mi gato maúlla cuando lo acaricio? Por lo general, se debe a lo que podemos considerar una "retroalimentación".

El gato se siente cómodo con nuestras caricias y reacciona con maullidos de petición para pedir que continuemos. En ocasiones incluso emiten una especie de bip, señal de gusto y alegría, además del ronroneo que será típico en esta situación. Si dejamos de acariciarlo, es probable que maulle con más intensidad para pedirnos que continuemos, mientras nos frota con la cabeza y la espalda contra nuestras manos o piernas. En cualquier caso, aunque este es el comportamiento más común, los gatos no son una ciencia exacta y por eso debemos observar a nuestra mascota para determinar las claves de su comunicación con nosotros.

0 comments:

Publicar un comentario

Video gatuno de la semana

Instagram de Solo Gatos

Participa en nuestra comunidad de Instagram con la foto de tu gato

Seguimos ampliando nuestras redes sociales para llegar a más gente gatuna. Para ello, creamos una cuenta de Instagram donde queremos que el...