viernes, 3 de septiembre de 2021

¿Podemos entender lo inteligentes que son los gatos?

¿Podemos entender lo inteligentes que son los gatos?

¿Quién es más inteligente, los perros o los gatos? La mayoría de la gente dirá, sin dudarlo, que los perros son más inteligentes. Son más fáciles de entrenar, ayudan a desactivar bombas, buscan víctimas y ayudan a las personas discapacitadas con las tareas domésticas. Los gatos pueden ayudarte a recordar alimentarlos.

Si necesitamos responder en una palabra, diríamos que sí, los gatos son inteligentes. Pueden seguir los gestos humanos, manipular el comportamiento humano a través de sus señales sociales y hacerlo bastante bien en el conteo de objetos simples (pueden notar la diferencia entre muchos y pocos puntos). Los gatos domésticos también parecen captar bastante bien dónde van los objetos que desaparecen, discriminan diferentes intervalos de tiempo, reconocen la voz de su dueño y muestran una gran habilidad para orientarse en el entorno.

Sin embargo, algunos pueden argumentar que sobresalir en estas tareas puede no ser suficiente para llamar inteligentes a los gatos, ya que los gatos muestran resultados mixtos en las pruebas de inteligencia. Sin embargo, aquí surge otra pregunta: ¿Cómo medimos la inteligencia? Te invitamos a pensar sobre cómo podemos medir la inteligencia gatuna y si te interesa, puedes seguir leyendo cómo se compara el cerebro humano con el cerebro de un gato.

¿Qué significa ser inteligente?

Por ejemplo, si les dáramos una prueba de coeficiente intelectual humano a los gatos, fracasarían estrepitosamente. Al igual que fallarían los perros y los cuervos, animales que se consideran entre los no humanos más inteligentes. Eso no significa que los cuervos no sean inteligentes; eso solo significa que la prueba de CI no es un método apropiado para medir la inteligencia de los animales.

En su libro "¿Somos lo suficientemente inteligentes para saber qué tan inteligentes son los animales?", Frans de Waal escribió que los humanos nos centramos demasiado en la inteligencia cuando medimos la inteligencia animal. Escribió: “Qué animal tan extraño somos que la única pregunta que podemos hacer en relación con nuestro lugar en la naturaleza es 'Espejo, espejito, ¿quién es el más inteligente de todos?'" Y justamente hablando sobre espejos, la prueba del espejo es un método estándar para probar la autoconciencia de los animales.

La idea es que, si un animal puede reconocerse a sí mismo en el espejo, tiene un sentido de sí mismo. También una medida de inteligencia bastante vaga. Los gatos y los perros no pasan la prueba del espejo. Sin embargo, ¿significa que los perros y gatos no son conscientes de sí mismos? Los perros, por ejemplo, están orientados a los olores y es posible que no se desempeñen bien en las tareas visuales. Los gatos también están orientados a los olores, claro, pero también se sabe que se preocupan muy poco por las cosas.

¿Podemos juzgar a un gato por las tareas que hacen bien los perros?

Otra razón por la que podemos decir poco sobre la inteligencia de los gatos es que se los estudia poco. Los primeros experimentos sobre inteligencia animal incluyeron mucho a los gatos. Los gatos mostraron excelentes resultados para escapar de laberintos y atrapamientos, y muchos dueños de gatos dirán que los gatos pueden entrar y salir de las habitaciones y los recipientes de comida de manera creativa.

Desafortunadamente, las pruebas posteriores de inteligencia animal se cambiaron a perros, ya que son fáciles de entrenar. E incluso cuando se hicieron pruebas a los gatos, los científicos utilizaron métodos adaptados de la investigación con perros.

La cuestión es que, cuando se prueba la inteligencia de un animal, se debe conocer su especie y utilizar pruebas apropiadas para cada una. Sabes lo que sucede cuando juzgas a un pez por su capacidad para trepar a los árboles. Lo mismo ocurre si juzgas a un gato por su capacidad para hacer cosas que no le importan.

Para probar qué tan inteligentes son los animales, primero debes comprender los entresijos de su ecología y comportamiento. De su capacidad para sobrevivir en la naturaleza y lo que les ayuda a ser mejores en las cosas que hacen. Los gatos, en esa nota, son cazadores oportunistas y las tareas en las que deben sobresalir son la comprensión de su entorno, las habilidades en el acecho de presas, la ubicación de las presas y similares.

Hasta ahora, los científicos han hecho un mal trabajo al encontrar tareas adecuadas que sean apropiadas para probar la inteligencia de los gatos. Sin embargo, ¿eso significa que los gatos no son inteligentes? ¿Quizás los científicos no lo son?

John Bradshaw, un antrozoólogo que se centra en la investigación de perros y gatos, en su libro "Cat Sense", escribió que "los gatos, con su enigmática reputación, pueden estar todavía ocultando el verdadero alcance de su capacidad intelectual". Al mismo tiempo, las cosas que hemos visto en la investigación de la inteligencia de los gatos, nos permiten ser optimistas y afirmar que los gatos son inteligentes.

0 comments:

Publicar un comentario

Video gatuno de la semana

Instagram de Solo Gatos

Participa en nuestra comunidad de Instagram con la foto de tu gato

Seguimos ampliando nuestras redes sociales para llegar a más gente gatuna. Para ello, creamos una cuenta de Instagram donde queremos que el...