viernes, 3 de septiembre de 2021

¿Cómo jugar con un gato?

El juego es una actividad fundamental para el gato y de él dependerá una constitución física sana así como un estado emocional positivo. Si observas a tu gato limpiandose en exceso, comiendo compulsivamente o durmiendo más de 18 horas al día, puedes considerar que existe un problema relacionado con el estrés, que puedes ayudar a canalizar una rutina positiva de juegos e interacción.

Además, es común que los gatos domésticos tengan un comportamiento de caza limitado, innato en su especie, lo que suele provocar frustración o redirección del comportamiento, lo que se manifiesta como un ataque directo en las manos o tobillos del dueño.

En este artículo te mostraremos todo lo que necesitas saber sobre cómo jugar con un gato, recomendándote juguetes, explicando en detalle el comportamiento felino relacionado con la caza y además dándote ideas y consejos para mejorar su calidad de vida. ¡A tomar nota!

¿Cómo jugar con un gato?

¿Por qué es tan importante jugar con un gato?

El estilo de vida influye significativamente en el comportamiento y el bienestar del felino. Si bien es cierto que los gatos duermen muchas horas al día, entre las 12 y las 18, también es importante señalar que cuando están despiertos su nivel de actividad es muy intenso, algo que muchas veces se reduce cuando nos enfrentamos a gatos domésticos que viven en un vivienda sin acceso al exterior.

En estos casos, los felinos no pueden llevar a cabo la conducta de caza, que en la naturaleza requeriría hasta seis horas de actividad física diaria para cubrir sus necesidades nutricionales. Eso se traduce en gatos aburridos, gatos con sobrepeso o gatos que no pueden cazar pequeños insectos o juguetes.

Además, este problema se agrava cuando el dueño no es capaz de interpretar correctamente el lenguaje felino y considera que el gato puede estar pidiendo comida, cuando en realidad está buscando interacción social y juego. Al jugar con gatos mejoramos su calidad de vida, bienestar, relación con el dueño y prevenimos diversos problemas ya mencionados, como el exceso de peso y el estrés. Por eso es tan importante jugar con un gato.

¿Con qué juegan los gatos?

Los gatos son animales curiosos que necesitan vivir nuevas experiencias para sentirse estimulados y es importante destacar que no siempre utilizan juguetes prediseñados como forma exclusiva de entretenimiento. Un gato puede jugar con plantas, cajas, hierba gatera e incluso con la aparición de cualquier objeto nuevo en el hogar que le proporcione curiosidad y desafíe sus sentidos.

Sin embargo, a la hora de querer jugar con un gato, puede ser recomendable utilizar juguetes para evitar posibles arañazos y mordeduras, ya que el comportamiento del juego está muy relacionado con la caza. Entonces, ¿qué juguetes deberíamos elegir para saber jugar con un gato y motivarlo de forma positiva y precisa?

Juguetes de caza

Los juguetes de caza suelen ser los más recomendados y podemos destacar la caña o bastón de juguete, ya sea que tenga plumas o peluches al final. Suele ser el juguete más apreciado por los gatos, aunque cada uno tiene sus propias preferencias. También encontramos dentro de esta categoría los ratones de peluche o los juguetes interactivos que se mueven solos, como el juguete mariposa para gatos, muchos de ellos también emiten ruido.

Juguetes de inteligencia

También podemos utilizar juguetes de inteligencia, como circuitos con pelota para gatos y otros juguetes similares que actúan como máquinas expendedoras de comida. En general, este tipo de juguetes combinan estimulación física y mental, pero no incluyen al propietario como participante del juego.

¿Cómo hacer jugar a un gato? 5 juegos divertidos

El comportamiento de caza es fundamental y necesario para cualquier gato, independientemente de su edad, por lo que es recomendable dedicarle a nuestro mejor amigo tiempo de calidad a tu lado que favorezca un comportamiento de caza natural, sobre todo si se combina con el comportamiento de caza. Como propietarios, debemos esforzarnos por conocer las preferencias del gato así como realizar actividades que fomenten la naturaleza felina.

A continuación te proponemos 5 juegos para gatos domésticos:

  • La caña de pescar: suele ser el juego más atractivo para un gato, ya que el rápido movimiento de la caña de pescar llama la atención de los felinos, que son mucho más sensibles al movimiento. Si no tienes este juguete, puedes utilizar cualquier otro que tengas a mano, moviéndolo constantemente.
  • Juega al escondite con el gato: ¿Crees que los perros son los únicos que pueden jugar al escondite con los humanos? Escóndete detrás de una puerta y llama a tu gato para que venga a buscarte. Una vez que te encuentre, te recomiendo con gratitud y efusividad, incluso con un pedacito de comida. Siempre puedes utilizar las mismas palabras para asociarlas con esta actividad. Por ejemplo, “Garfield, ¿dónde estoy? "
  • Ejercicios de percepción: para realizar esta actividad no necesitarás mucho y, a cambio, conseguirás que tu gato estimule su equilibrio, tacto y también el sentido de la vista. Son especialmente populares en perros, pero también pueden ser excelentes en gatos. Además, ayudan al gato a ganar confianza en sí mismo. Solo necesitarás colocar diferentes texturas y objetos en una habitación, por ejemplo, plástico de burbujas, un metro cuadrado de césped artificial o una escalera en el suelo. Luego, debes repartir premios para el gato o frotarlos con hierba gatera. El gato experimentará con nuevas texturas y formas, mientras descubre.
  • Exploración olfativa: Intenta esconder en una caja de cartón de papel higiénico más o menos cerrado diferentes hierbas con olores, prestando siempre atención a evitar las plantas tóxicas para los gatos. Algunos ejemplos pueden ser hierba gatera, valeriana o aloe vera. Te lo pasarás genial descubriendo cosas nuevas.
  • Túneles y premios ocultos: En cualquier oficio específico para mascotas (e incluso para niños) puedes encontrar túneles que le encantarán a tu gato. Esconde dentro del túnel un premio o una planta que pueda atraerlo para estimular su curiosidad. 

¿Por qué mi gato no juega solo?

Mucha gente confunde el enriquecimiento del hogar con dejar todos los juguetes a disposición del gato. Esto es un error. Debes saber que los gatos muestran mucho interés por nuevos objetos, sustancias y olores, por lo tanto, después de una sola sesión de juegos y sin la estimulación que tú les puedes proporcionar, un objeto estático no les provoca ninguna curiosidad, por lo que dejan de jugar solos, incluso cuando hablamos de juguetes interactivos o de los que se mueven solos.

Puede resultar muy interesante disponer de una caja con juguetes de nuestro gato y retirar solo uno o dos al día, con el objetivo de mostrar interés por ellos. Si el objetivo es jugar con nosotros, dedicaremos tiempo a sorprenderlo con esos juguetes y socializar, pero si por el contrario el objetivo es divertirse en nuestra ausencia, podemos frotar juguetes con hierba gatera, para despertar sus sentidos.

Adaptando el juego a cada etapa

El juego siempre debe estar adaptado a cada etapa del gato, por eso, te mostraremos algunas curiosidades que debes conocer a la hora de hacer jugar a tu mejor amigo:

¿Cómo jugar con un gato pequeño?

Los gatitos son especialmente juguetones y fáciles de motivar y, salvo que hayan tenido una experiencia muy traumática, suelen disfrutar enormemente del juego con sus humanos, conformándose prácticamente con cualquier objeto nuevo a su alcance. Es muy positivo estimularlos en esta etapa, aunque nunca de forma excesiva, ya que esto favorecerá un comportamiento más positivo y un mejor bienestar, además de predisponer al animal a ser lúdico en todas las etapas de su vida.

¿Cómo jugar con un gato adulto?

No todos los gatos juegan en la edad adulta y puede suceder que, si no han aprendido el comportamiento de caza en su etapa de socialización, no sepan jugar correctamente. Algunos ni siquiera han jugado en toda su vida, ya que se separaron rápidamente de su madre y hermanos, además de que los humanos con los que convivían no los motivaron. Por tanto, si has adoptado un gato adulto y no eres capaz de hacerlo jugar, es posible que te encuentres ante este tipo de casos.

¿Cómo jugar con un gato adulto que no conoce el juego? Este es sin duda un caso muy complicado y requiere tiempo, dedicación y el uso de todas las herramientas posibles. Combinando hierba gatera, juguetes y movimiento, podemos conseguir que nuestro gato muestre interés por el juego, aunque en casos graves, como el síndrome de privación sensorial, puede suceder que el gato nunca llegue a jugar.

¿Cómo jugar con gatos mayores?

¿Alguna vez te has preguntado cuántos años tienen los gatos jugando? La mayoría de los propietarios no saben que muchos gatos juegan hasta su vejez, aunque obviamente no son tan activos como un gato cachorro o un adulto. En estos casos debemos adaptar el juego según las limitaciones del propio gato, pero intentando motivarlo para que siga ejercitándose y estimulando su mente.

¿Cuánto tiempo debes jugar con un gato?

Un estudio publicado por Universities Federation for Animal Welfare en 165 gatos de refugio muestra una mejora significativa en el bienestar y la reducción del estrés en aquellos individuos que se encontraban en un entorno enriquecido, con un manejo basado en el refuerzo positivo y donde primaba la consistencia, la oportunidad de relacionar y favorecer los comportamientos naturales del juego en el felino en un 69-76% de los casos.

Entonces, ¿cuánto tiempo debes jugar con un gato al día? Es importante señalar que las necesidades varían según cada individuo y, si bien es un hecho que el juego puede mejorar los niveles de estrés y ansiedad en el felino, un estudio en el libro Animal Behavior destaca los efectos negativos de la estimulación excesiva. lo que aumentaría significativamente las situaciones de estrés y que no siempre sería un indicador de bienestar en el caso de gatos que han estado privados de estimulación durante mucho tiempo.

Por tanto, el juego siempre debe ser favorecido de forma progresiva y adaptado al individuo y sus necesidades específicas de juego, diversión y reducción del estrés. Pero, en promedio, podrías calcular el tiempo de juego diario en 30 minutos aproximadamente.

¿Cómo saber si mi gato está jugando o peleando?

Especialmente cuando nos enfrentamos a un problema de agresividad en el gato, puede resultar complicado diferenciar los comportamientos propios del juego de los que efectivamente forman parte de una agresión hacia nosotros. Como hemos explicado anteriormente, la agresión puede ser consecuencia de la falta de caza, lo que provoca que el animal redireccione su comportamiento cazador hacia nosotros, aunque también puede deberse a la energía acumulada que no ha podido canalizar adecuadamente.

Pero si nuestro gato se muestra agresivo más allá de los momentos de juego, podríamos sospechar que el comportamiento se debe a otro motivo, por ejemplo a una falta de socialización, a un trauma o una mala experiencia, por la propia genética del felino e incluso por una causa orgánica, es decir, por dolor o por un problema hormonal entre otros.

En caso de presentarse alguno de estos problemas lo más recomendable es realizar un examen veterinario que descarte cualquier patología y, ante comportamientos graves, plantearse acudir a un etólogo o educador felino.

0 comments:

Publicar un comentario

Video gatuno de la semana

Instagram de Solo Gatos

Participa en nuestra comunidad de Instagram con la foto de tu gato

Seguimos ampliando nuestras redes sociales para llegar a más gente gatuna. Para ello, creamos una cuenta de Instagram donde queremos que el...