lunes, 17 de enero de 2022

¿Por qué mi gato muerde cuando lo acaricio?

Cualquier dueño de un gato sabrá que a los felinos les gusta su independencia. A diferencia de los perros, son animales solitarios en la naturaleza. Esto no significa que no requieran socialización, pero sí significa que no es inusual que pasen la mayor parte del día afuera y apenas te saluden cuando regresan. Por el contrario, los gatos come pueden ser muy cariñosos. Probablemente no querríamos una mascota en primer lugar si no nos diera un poco de amor.

A veces, sin embargo, podemos recibir señales muy contradictorias de nuestros gatos. Ellos son los que quieren algunas mascotas y mimos. Les hacemos cosquillas debajo de la barbilla que disfrutan, los rasguños en el vientre que aman, y luego, de repente, se acercan y nos muerden. Si te preguntas por qué mi gato me muerde cuando lo acaricio, Solo Gatos se adentra en el misterio para explicarte algunos comportamientos básicos de los gatos y cuándo saber que puede haber problemas.

 ¿Por qué mi gato muerde cuando lo acaricio?

¿Por qué mi gato muerde cuando lo acaricio?

Cuando morder es un juego

Como sabemos, los gatos son cazadores natos. Incluso los gatitos domesticados acecharán objetos y disfrutarán de su lado salvaje cuando vean un insecto escabullirse por el suelo. Incluso acechan y juegan a pelear con sus hermanos cuando son gatitos para perfeccionar estas habilidades innatas. Morder es una gran parte de estos juegos y saber qué es apropiado y qué no llevará tiempo.

Es por esto que la socialización es tan importante en estas primeras etapas de la vida. Durante los primeros dos meses, mucho de esto tendrá que ver con la forma en que interactúan con su madre y sus hermanos. La influencia de su madre es tan importante que, como buen progenitora, intervendrá para mantenerlos a raya. Esto realmente ayuda a que un gato entienda su inhibición de morder.

Cuando un gatito es bienvenido a nuestra casa, es posible que quiera repetir estos juegos con su nueva familia (es decir, nosotros y cualquier otra mascota que tengamos). Esto puede explicar por qué nuestro gato nos muerde cuando lo acariciamos ya que está en modo 'juego de caza'. No significa que no les gustemos o que estén tratando de mostrar agresión, es todo lo contrario. Nos están tratando como familia. Desafortunadamente, también ven nuestras manos, brazos, dedos de los pies y casi cualquier cosa como un juego limpio, por lo que debemos tener cuidado y no alentar el mal comportamiento.

Morder como advertencia

No es raro que nuestros gatos se acerquen a nosotros y froten su cabeza y cuerpo contra nuestras piernas. Pueden estar ronroneando y mostrando afecto hacia nosotros, ya sea que solo quieran compañía o necesiten algo. Es normal querer agacharse y darles una mascota, por lo que puede resultar bastante chocante que nos muerdan o golpeen cuando lo hacemos.

Es importante entender que, aunque buscan atención, su propia capacidad de atención puede ser bastante corta. Su interés caprichoso significa que en un segundo son tus mejores amigos y al siguiente te muerden para demostrar que quieren que los dejes solos. Estos mordiscos cuando acariciamos a nuestro gato son una pequeña advertencia, simplemente diciéndonos que no quieren que los toquen.

También es posible, si no probable, que tu gato te muerda o te arañe cuando lo acaricias porque no has leído con precisión sus señales. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Las orejas se doblan hacia atrás para que queden más cerca de su cabeza y se contraen con nuestro contacto.
  • Movimiento inquieto de la cola que presentan elevada.
  • Intenta alejarse de nosotros.
  • Muestra un estado agitado en general o un estado de alerta elevado.

Si vemos estos signos, es importante dejar de intentar acariciarlos. Si no lo hacemos, puede resultar en una mordedura o un golpe. Esta es una falta de comunicación de nuestra parte, no de ellos.

Zonas para acariciar

En primer lugar, con un gato o con cualquier animal, no debemos forzar las caricias. Podemos acercarnos a ellos apropiadamente, pero si muestran vacilación entonces no deberíamos tratar de obligarlos a hacer algo con lo que se sientan incómodos. En cambio, debemos dejar que vengan a nosotros. No complacerlos puede explicar por qué arañan o muerden en primer lugar.

Si observas a tu gato, es fácil ver que está mostrando afecto frotándose contra nosotros, especialmente si se acaricia con la cabeza. Cuando hacen esto, están liberando algunas hormonas apaciguadoras que pueden proporcionar una sensación placentera. Por eso, acariciarlos en la cabeza es uno de los más gratificantes para ellos.

Distintos gatos responderán de forma más positiva o negativa a los lugares en los que se acarician de forma individual. En general, sin embargo, hay algunas tendencias y lugares donde los gatos quieren ser acariciados :

  • Parte superior de la cabeza y el cuello: esta zona, similar al lateral de la cara, es muy receptiva a nuestras caricias. Nuestro gato suele aceptar el contacto de buena gana, pero es importante recordar detenernos en cuanto nos muestre alguna molestia.
  • Espalda: acariciar y rascar a lo largo de la columna vertebral de un gato puede provocar algunos de los ronroneos más saciados. Incluso podemos hacer cosquillas suavemente en la base de la cola, pero no a todos los gatos les puede gustar esto.
  • Patas: a los gatos no les gusta que les toquen las patas o las almohadillas de los pies. Esto es algo que se debe evitar, especialmente con los gatos que no conocemos. Probablemente se deba a la sensibilidad de la pata de un gato, tal como lo sentirías si alguien te hiciera cosquillas debajo del pie.
  • Vientre: para muchos gatos, esta es una zona de peligro en términos de caricias. Incluso los gatos más cariñosos pueden reaccionar mal si son acariciados en este lugar. Similar a sus pies, el vientre es un lugar de vulnerabilidad. Pueden sentir que están siendo atacados y pueden morder como reacción. Como tu mano está en esta área, también pueden envolverte con sus garras y darte algunos rasguños desagradables si no tienes cuidado.

Es importante respetar a tu gato y su espacio personal. Esto es especialmente cierto si es un gato al que nos encontramos por primera vez. Comienza poco a poco y evalúa sus respuestas, deteniéndote ante la primera señal de incomodidad.

El mordisco de amor

Desafortunadamente, los gatos no siempre son tan directos en su comunicación. A veces, su mordida en sí misma puede ser una muestra de afecto. Esto puede resultar confuso, pero existe una diferencia esencial entre esto y un acto agresivo. Nos tomarán las manos, los dedos o incluso la cara y les darán un suave mordisco. Estas mordeduras son generalmente "sin dientes" y no habrá ningún intento de romper la piel. También podrían envolverte con sus patas y acariciarte al mismo tiempo. Desafortunadamente, si un gato no ha aprendido correctamente su inhibición de morder, puede volverse demasiado entusiasta y morder más fuerte de lo que piensa. Sin embargo, si sus mordeduras no son dañinas, todo lo que necesitaS hacer es estar relajado y ser amigable.

Cuando la mordedura es peligrosa

En algunos casos, por muy estrecha que sea nuestra relación, la mordedura de un gato puede tener implicaciones peligrosas. Como no hablamos un idioma directo, puede ser difícil sentir exactamente su estado de ánimo o sus sentimientos hacia nosotros. Esto es especialmente así si han estado afuera donde sucedió algo que no hemos observado. Cuando esto sucede, el gato no tolerará las caricias. Puede exacerbarse si sienten que están siendo acorralados y sienten que no pueden escapar.

A menudo, esta situación es cuando el gato está en un estado de miedo en lugar de agresión. Si se encuentran en este estado con regularidad, suele ser un signo de mala socialización o de un trauma pasado. Por eso es importante respetar su distancia y los propios límites del gato. No debemos forzar el contacto ni reprenderlos si atacan. En estos casos, es importante empezar con calma. Aquí hay una breve guía:

  • Deja que el gato se acerque a ti, tal vez atrayéndolo con un juguete o una golosina para que se sienta a gusto.
  • Acaricia suavemente y lentamente sin movimientos bruscos. Comienza a los lados de la parte superior de la cabeza y no lo presiones. Si el gato es receptivo, podemos aumentar las caricias, pero no intentes hacerlo demasiado pronto.
  • Una vez que hayan comenzado a aceptar a estas pequeñas mascotas, puedes comenzar a moverte por su espalda y ver si también responderán positivamente a esto.
  • También debemos recordar que un gato puede querer dormir en nuestro regazo o amasarnos sin ser acariciado en absoluto. Si este es el caso, debes respetar sus límites.

Sin embargo, si se desencadena un ataque al tratar de acariciar a un gato, aquí hay algunos pasos para intentar:

  • Si el gato agarra e intenta capturar nuestro brazo, es importante retirarlo con firmeza, pero no sacudirlo bruscamente ya que esto puede aumentar la agresión. Puedes decir firmemente 'no', pero no pierdas la cabeza.
  • Nunca ataques o golpees al gato como represalia. Aparte de ser una forma de maltrato animal, solo resultará en otro ataque de vuelta. También les enseñaremos que no somos dignos de confianza y que podemos arruinar toda nuestra relación. Este es un problema mucho más difícil de resolver y no vale la pena perder los estribos. Ciertamente no vale la pena causarle dolor a tu mascota.
  • Si ninguno de los enfoques anteriores funciona, es posible que estemos tratando con un gato que necesita ayuda externa. Si este es el caso, entonces necesitamos visitar a un veterinario o etólogo. Un profesional que estudie el comportamiento animal debería poder informarte dónde te estás equivocando y encontrar formas de hacer que se sientan más cómodos contigo. Por lo general, implicará evaluar los factores estresantes en la vida de tu gato y eliminarlos, además de mostrarle cómo jugar correctamente.

0 comments:

Publicar un comentario

Etiquetas Solo Gatos

Abandonados Aburrimiento Accesorios Acicalar Actividades Adopción Adultos Agresividad Agua Ahorro Ailurofobia Albinos Alemania Alimentación Alturas Amigos Amistad Amor Animales Apareamiento Árboles Argentina Arte Astrología Autismo Aves Avión Bacon Baño Batman Bebés Belleza Beneficios Blancos Boca Boda Bosque de Noruega Brasil Bricolaje Brujas Buenos Aires Caballos Cabras Café Caja de arena Cajas Calicó Callejeros Calor Cama Cámara oculta Caminata Campana Canadá Cáncer Cantantes Caracal Características Carey Caricias Carne Carta Casa Caseta Castración Caza Celebridades Cerebro Charles Bukowski China Chirrido Chocolate Ciencia Cine Clima Cocina Cola Collares Colores Comida Cómo hacer Comportamiento Comprar Comunicación Conejos Confianza Consejos Contras Cornish Rex Correa Costo Creencias Cuadros Cucha Cuentos Cuidados Cultura Cumpleaños Curiosidades Datos Dc Comics Decoración Deporte Depresión Descanso Desungulación Desungular Día del gato Día Internacional del Gato Dibujos Dientes Dinero Disfraces Disney Divertido DIY Documental Dormir Ducha Dueños Edad Educación Egipto Ejercicio Embarazo Emociones Energía Enfermedades Enojo Entrenamiento Entretenimiento Envenenamiento Equilibrio Erizo Escuela España Espiritual Estados Unidos Estambul Esterilización Estudios Europa Experimentos Exterior Famosos Felinos Fobia Fotografía Fotos Freddie Mercury Frío Fruta Fuegos Artificiales Fútbol Gatitos Gato árabe de arena Gato Bengalí Gato de angora Gato Manul Gato oriental Gato persa Gato Somalí Gatos Gatos Mascotas Geek Gestación GIFs Gigantes Golosinas Graffiti Grandes Grumpy Cat Guerra Guía Habitación Halloween Hazlo Tú Mismo Hembra Hidratación Hierba gatera Higiene Historia Historias Hogar Holanda Hombres Hongos Horóscopo Humor Ideas Iguana Imágenes Inglaterra Instagram Inteligencia Interior Intoxicación Inventos Invierno Italia Japón Jaula Juegos Juguetes Karen Lamer Laptop Leche Lengua Leyendas Limpieza Lince Lluvia Macho Magia Maine Coon Maltrato Manicura Manualidades Mapache Marvel Mascotas Maternidad Maullido Medicamentos Memes Memoria Merchandising México Miedo Místico Mitos Moda Mordedura Muebles Muerte Mujeres Munchkin Música Naranja Nariz Navidad Negros Netflix Niños Noche Noticias Ocio Oído Ojos Olfato Olor Orejas Origen Orina Pájaros Panceta Panteras Paranormal Parásitos Parto Patas Pelea Películas Peligros Pelo Peluquería Perdidos Perros Personalidad Personas Peso Photoshop Piel Piscina Poema Polonia Precauciones Presentación Problemas Productos Proyectos Psicología Queen Ragdoll Rascadores Ratas Ratones Razas Recetas Record Guinness Redes Sociales Reflexión Refugios Reina Isabel II Religión Remedios Reproducción Rescatar Ricos Roedores Ronroneo Rusia Ruso Azul Rutinas Saltar Salud Salvajes San Valentín Scottish Fold Segunda Guerra Mundial Seguridad Selfies Sexo Siamés Significado Sobrenatural Sociabilidad Sol Soldados Solo Gatos Sonido Stray Sueño Sueños Super Héroes Supermercados Superstición Tailandia Tazas TEA Tecnología Televisión Temperatura Tendencia Terapia Territorio Tiempo Tienda Tierno Tigres TikTok Tips Titanic Tocino Toronto Toxoplasmosis Trabajo Trino Trucos Turquía Twitter Ucrania Uñas Varios Vegetales Ventajas Verano Verduras Veterinario Viajar Viajes Video Videojuegos Videos Viral Visión Vocalizaciones Zodíaco Zoológico