miércoles, 5 de enero de 2022

¿Mi gato me odia?

Las personas tienen una tendencia innata a humanizar el comportamiento de sus gatos. Muchos afirman que los gatos nos aman cuando un gato se sienta tranquilamente en nuestro regazo y ronronea cuando lo acariciamos. Y si un gato nos muerde o nos ignora por completo, es una suposición natural creer que nuestro gato nos odia. ¿Pero es este un análisis justo?

¿Te preguntas si tu gato te odia? Existen diferentes signos que pueden ayudarnos a comprender mejor el comportamiento de un gato y si odia o ama a sus humanos o no. Para más información sobre si tu gato te odia, sigue leyendo aquí en SoloGatos.

¿Mi gato me odia?

 ¿Mi gato me odia?

¿Los gatos odian a los humanos? Aunque los gatos pueden mostrar cierta animosidad hacia determinadas personas, lo cierto es que no sienten el odio como lo entendemos los humanos. Hay tres cosas principales que pueden hacer que un gato "odie" a una persona:

Socialización felina: la socialización es un período que debería comenzar y generalmente comienza en las dos primeras semanas de vida de un gatito. La socialización felina suele terminar en su segundo mes de vida. Durante esta etapa de la vida de un gato, el gato debe aprender a relacionarse con diferentes personas, animales y entornos. Si la fase de socialización de un gato ha sido deficiente o nula, es probable que el gato desarrolle sentimientos de miedo o ansiedad hacia las personas. Esto explicaría por qué puede pensar que no le agrada a su gato. Sin embargo, esta interpretación no debe definirse como "odio", sino más bien como "defensiva". 

Experiencias negativas y / o traumas: a pesar de haber socializado adecuadamente a nuestro gato, una experiencia negativa que lleve a un trauma puede explicar por qué tu gato está enojado o asustado. Por ejemplo: el baño suele ser una experiencia que, si se presenta incorrectamente la primera vez, puede resultar en una experiencia traumática para el gato. Es común que un gato que ha tenido una mala experiencia con el agua lo evite a partir de entonces. Además, la persona que llevó a cabo esta experiencia de forma incorrecta también puede llevar la peor parte del miedo del gato. 

Aprendizaje: además de la socialización y las experiencias vividas, cada gato posee un carácter único e individual. Hay algunos gatos que son naturalmente más sociables que otros y eso no tiene nada de malo. Sin embargo, si insiste o fuerza afecto a un gato naturalmente tímido, puede desarrollar comportamientos como el rechazo. Por ejemplo: si tu gato sabe que morder es la única forma de evitar que lo toques, morderá más.

Entonces, con esta nueva información en mente, ¿estos comportamientos felinos mencionados se pueden interpretar como gestos de odio, resentimiento o aversión? Recapitulemos.

¿Por qué mi gato se esconde?

¿Te estás preguntando "Por qué mi gato se esconde de mí"? A veces puedes notar que tu gato se esconde debajo del sofá o en el armario cuando te ve, ¿o has notado que tu gato se esconde de los extraños? En este caso, recomendamos analizar también la postura corporal de tu gato. Una postura doblada, la cola baja, las orejas caídas hacia atrás y las pupilas dilatadas son signos de un gato que tiene miedo. Como se mencionó anteriormente, el miedo en los gatos puede ser causado por la falta de socialización o por experiencias negativas.

Es importante saber que un estado continuo de miedo en los gatos puede resultar en un estrés y ansiedad elevados. Los altos niveles de estrés pueden afectar negativamente la salud de un gato, debilitando su inmunidad y provocando una enfermedad. 

¿Por qué mi gato me evita?

Paralelamente al caso mencionado anteriormente de un gato que se esconde de las personas, deberíamos discutir el cambio de comportamiento de un gato cuando se relaciona con los humanos. ¿Has notado que tu gato te ignora? ¿Tu gato ignora a otros miembros de la familia o extraños?

¿Tu gato te odia de repente? Si un gato siente que su rutina ha cambiado o que no recibe la misma atención que antes, es probable que comience a retirarse a sí mismo. Además, es necesario analizar si ha ocurrido algo específico entre tú y tu gato. ¿Lo has manejado mal accidentalmente o lo obligaste a hacer algo que no quería hacer? El castigo o el maltrato, incluso si es accidental, podría explicar por qué ya no le agradas a tu gato.

Mi gato me siseó

¿Tu gato te siseó? Un gato silbando, resoplando o gruñendo es una forma de indicar malestar y / o disgusto. 

Es probable que se manifiesten cuando se sienten molestos, no les gusta algo o son regañados. El silbido de un gato es la forma que tiene un gato de advertirnos. En este caso, es importante prestar atención y detener lo que estás haciendo.

Si un gato se siente molesto, estresado o agitado, moverá su cola rápidamente de un lado a otro. Las orejas hacia atrás y la cola alargada también son señales de advertencia. En estos casos, es importante dedicar más tiempo a su felino para comprenderlo mejor.

Mi gato me mordió

¿Tu gato te muerde? ¿Te preguntas por qué te ataca tu gato? Si tu gato te atacó, es posible que también hayas notado que las pupilas de tu gato estaban dilatadas, su pelo estaba erizado y sus orejas estaban hacia atrás bruscamente.

Los ataques de gatos son naturalmente un motivo de preocupación, especialmente si vives con niños. Es importante señalar que la agresión en los gatos es un problema que no debe ignorarse. La agresión de los gatos es una clara señal de altos niveles de estrés y ansiedad o problemas de salud graves. Por lo tanto, si tu gato se muestra repentinamente agresivo, te recomendamos que consulte a un veterinario o especialista en comportamiento felino de inmediato.

Además, si no consultas o tratas este comportamiento de forma inmediata, puede volverse crónico, generalizado hacia personas específicas y más difícil de corregir cada día que pasa.

Mi gato muestra un comportamiento extraño

¿Has notado que tu gato se comporta de forma extraña? ¿Tu gato se acicala excesivamente, maulla constantemente o duerme más de lo normal? Estos cambios en el comportamiento de los gatos no son normales. Si su comportamiento de gato cambia repentinamente, ¡toma nota!

Los cambios en el comportamiento de los gatos también pueden ser una señal clara de problemas de salud. Por eso, antes de sospechar que tu gato te odia, te recomendamos consultar a un veterinario. Un profesional podrá descartar posibles problemas de salud.

Mi gato me odia: qué hacer

Ahora que conoces las "señales de que tu gato te odia", debes darte cuenta de que, en realidad, tu gato no te odia. En su lugar, analice los problemas dentro de su relación con su gato o su estado de salud. Estos comportamientos mencionados anteriormente deben corregirse tan pronto como se noten.

Además, antes de sospechar que estas señales de alarma se deben a un problema de comportamiento, debes acudir primero a un veterinario para descartar la posibilidad de problemas de salud.

¿Cómo llevarse bien con un gato? Evita el castigo, los gritos o la ira recíproca. Sugerimos más bien optar por el refuerzo positivo, mostrándole a tu gato que lo amas y lo cuidas.

Finalmente, en casos más complejos, puedes buscar mejorar un enriquecimiento ambiental en el hogar. También puedes optar por feromonas para gatos.

0 comments:

Publicar un comentario

Etiquetas Solo Gatos

Abandonados Aburrimiento Accesorios Acicalar Actividades Adopción Adultos Agresividad Agua Ahorro Ailurofobia Albinos Alimentación Amigos Amistad Amor Animales Apareamiento Arte Astrología Autismo Aves Baño Bebés Belleza Beneficios Blancos Boca Bosque de Noruega Caballos Caja de arena Cajas Calicó Callejeros Cama Cámara oculta Caminata Campana Cáncer Cantantes Caracal Características Carey Caricias Carta Casa Castración Caza Celebridades Cerebro Charles Bukowski Chocolate Ciencia Cocina Cola Collares Colores Comida Cómo hacer Comportamiento Comprar Comunicación Confianza Consejos Contras Cornish Rex Correa Costo Creencias Cuadros Cuentos Cuidados Cultura Curiosidades Dc Comics Decoración Depresión Descanso Desungulación Desungular Día Internacional del Gato Dibujos Dientes Dinero Disfraces Disney Divertido DIY Dormir Dueños Edad Educación Egipto Ejercicio Embarazo Energía Enfermedades Enojo Entrenamiento Entretenimiento Envenenamiento España Espiritual Estambul Esterilización Estudios Experimentos Exterior Famosos Felinos Fobia Fotografía Fotos Freddie Mercury Frío Fruta Fuegos Artificiales Gatitos Gato árabe de arena Gato Bengalí Gato oriental Gato persa Gato Somalí Gatos Gatos Mascotas Gestación GIFs Golosinas Grumpy Cat Guerra Guía Habitación Halloween Hazlo Tú Mismo Hembra Hidratación Hierba gatera Higiene Historia Historias Hogar Holanda Hombres Hongos Horóscopo Humor Ideas Iguana Inglaterra Instagram Inteligencia Interior Intoxicación Inventos Invierno Japón Jaula Juegos Juguetes Karen Lamer Laptop Leche Lengua Leyendas Limpieza Macho Magia Maine Coon Maltrato Manicura Manualidades Marvel Mascotas Maternidad Maullido Medicamentos Memes Memoria Merchandising Miedo Místico Mitos Moda Mordedura Muebles Muerte Mujeres Música Navidad Negros Niños Noche Noticias Ocio Oído Ojos Olfato Orejas Pájaros Panteras Paranormal Parásitos Parto Patas Pelea Pelo Peluquería Perdidos Perros Personalidad Personas Peso Photoshop Piel Piscina Polonia Precauciones Presentación Problemas Productos Psicología Queen Ragdoll Rascadores Razas Recetas Redes Sociales Reflexión Remedios Reproducción Rescatar Ronroneo Ruso Azul Salud Salvajes Scottish Fold Segunda Guerra Mundial Seguridad Sexo Siamés Sociabilidad Sol Solo Gatos Sonido Sueño Super Héroes Tazas TEA Tecnología Temperatura Tendencia Terapia Tienda Tierno Tips Toxoplasmosis Trucos Twitter Uñas Varios Vegetales Ventajas Verduras Veterinario Viajar Viajes Videos Viral Visión Vocalizaciones Zodíaco