lunes, 31 de enero de 2022

¿Qué alimentos son malos para los gatos?

Si has sido padre de gatitos durante algún tiempo, es posible que te hayas preguntado qué alimentos son malos para los gatos. A todos nos gusta alimentar de la mejor manera a nuestros bebés peludos, pero algunos alimentos pueden ser dañinos para nuestras mascotas. En este post descubrirás qué alimentos debes evitar y qué hacer si tu gato ha comido alguno de ellos. También descubrirás alimentos que son buenos para tu minino, y mucho más.

¿Qué alimentos son malos para los gatos?

¿Qué alimentos son malos para los gatos?

¿Por qué el pescado crudo es malo para los gatos?

Todos sabemos que a los gatos les encanta el pescado, y en realidad es muy bueno para ellos, al igual que para nosotros. Sin embargo, hay algunos tipos de peces que en realidad pueden hacer más daño que bien. 

Los filetes de atún están bien para tu amigo felino, siempre que estén cocidos y no se les agregue aceite ni condimentos. El atún enlatado en agua de manantial está bien, sin embargo, asegúrate de enjuagar el pescado con agua corriente antes de dárselo a tu gato. Los rastros de mercurio se encuentran a menudo en el atún enlatado, por lo que solo debe darse como una golosina ocasional.

El pescado crudo de cualquier tipo es muy peligroso tanto para ti como para tu gato. Aunque está repleto de nutrientes esenciales, el pescado crudo contiene bacterias que pueden ser mortales, como la salmonela y la e-coli. Aparte de los peligros de envenenamiento, el pescado crudo también puede destruir la tiamina, un nutriente esencial que tu gato necesita para mantenerse saludable. La falta de tiamina puede provocar problemas neurológicos e incluso la muerte en casos extremos.

Carnes crudas y huevos crudos

Manten siempre las carnes y los huevos crudos fuera del alcance de tu gato. ¡Nunca dejes ninguno en las encimeras ya que tu gatito puede verlo como una invitación! ¡Enseñar a tu gato a mantenerse alejado de los mostradores de la cocina es la mejor manera de garantizar su seguridad y tu almuerzo!

Al igual que el pescado crudo, las carnes y los huevos crudos son muy peligrosos. Aunque tu gato puede cazar animales salvajes locales, la carne cruda sigue siendo un riesgo. Además, los huesos pueden causar asfixia. Los huesos de un pequeño roedor o pájaro probablemente pasarían inofensivamente por el intestino, sin riesgo de asfixia. Sin embargo, los huesos cocidos pueden astillarse y causar daños internos.

Los huevos crudos no solo conllevan el riesgo de salmonella, sino que también pueden dañar la piel y el pelaje de tu felino. Sin embargo, si se administran de la manera correcta, los huevos son buenos para tu gato. Eso sí, deben cocinarse y formar parte de una dieta nutricionalmente equilibrada.

Por qué nunca debes darle leche a tu gato

La idea de que debes dar leche a los gatos es muy antigua y está desactualizada. No es que a tu gatito no le guste beber leche, sino el efecto que podría tener en ella. Los gatos son intolerantes a la lactosa y la única leche que pueden beber con seguridad es la de su madre. Sin embargo, la leche de vaca es muy diferente y puede causar malestar estomacal con diarrea y vómitos.

Proporciona siempre un recipiente con agua potable fresca para tu gato y enjuáguelo varias veces al día para mantenerlo limpio. Mejor aún, invierte en un bebedero para tu amigo peludo.

¡El chocolate es un NO definitivo!

El chocolate es muy venenoso tanto para perros como para gatos. Pero mientras que los perros son golosos, los gatos no, y solo comen chocolate si tienen mucha hambre. Si bien los únicos peligros que tendría por comer demasiado chocolate son un dentista feliz y una cintura ensanchada, tu gato podría sufrir un paro cardíaco.

Una sustancia conocida como teobromina es altamente tóxica para los animales y se encuentra en el chocolate. Incluso una pequeña pieza podría ser mortal. Si te preguntas si los gatos pueden comer chocolate, la respuesta definitivamente es NO.

Nunca dejes que tu gato beba la salsa de los guisos

Si disfrutas de un buen estofado con carne para la cena, puedes decidir darle a tu michi las sobras. Sin embargo, puede contener ingredientes peligrosos que tu gato nunca debería comer. Las cebollas y el ajo generalmente se agregan a las sopas y guisos, y aunque son nutritivos para los humanos, pueden ser altamente tóxicos para los gatos. La exposición a las cebollas puede destruir los glóbulos rojos y provocar anemia.

Si tu gato ha ingerido grandes cantidades de cebolla, puede parecer letárgico y débil. Cualquier sospecha de que tu gato se ha intoxicado a sí mismo con tu comida significa que debes estar atento a cualquier síntoma. Es posible que la anemia no se manifieste por un tiempo y que tu gato parezca estar bien.

La sal también es muy tóxica y comúnmente se agrega a los guisos. Los signos a tener en cuenta son un aumento de la sed y beber mucha agua. En casos severos, tu gato puede tener diarrea, volverse letárgico o no comer. Lleva a tu gato a un veterinario lo antes posible para un tratamiento urgente.

Por qué nunca debes darle comida para perros a tu gato

Si te quedas sin comida para gatos, nunca te sientas tentado a darle comida para perros. Tu perro tiene necesidades nutricionales completamente diferentes y podrías estar haciéndole daño a tu gatito. Mientras que los perros producen taurina por su cuenta, los gatos no. Tu amigo felino necesita este aminoácido vital en su dieta. ¡Siempre es una mejor idea ir al supermercado, sin importar la hora del día o de la noche! Mejor aún, ¡hazte con anticipación para que no te quedes sin!

Los peligros ocultos de las plantas de interior

Si te preguntas qué alimentos son malos para los gatos, ¡es posible que no haya considerado las plantas de interior como las primeras de la lista! Todos sabemos cuánto disfrutan los gatos comiendo hierba, y masticarla es un lugar común. Sin embargo, también es bastante común que los gatos mastiquen las hojas de las plantas de interior.

El problema con esto es que muchas de estas plantas son muy tóxicas para los gatos. Los lirios pueden ser particularmente atractivos debido a su dulce aroma. Si tienes lirios en tu casa, ya sea en una maceta o en un jarrón, asegúrate de que tu gato curioso no pueda alcanzarlos.

Cada parte de un lirio es tóxica para un felino y puede causar insuficiencia renal si se ingiere. Incluso el polen puede ser peligroso y se esparce fácilmente sobre el pelaje de tu gato al rozarlo. La mejor solución es no tener azucenas en casa, ni siquiera en el jardín si tu gato sale a la calle.

Los cactus suelen estar muy a salvo de tu inquisitivo gatito. Las espinas espinosas pronto disuadirán incluso al gato más decidido. Aunque la mayoría de las plantas de cactus no son venenosas, cualquier espina que entre en contacto con la piel de su gato podría causarle lesiones.

Cómo evitar que tu gato coma alimentos peligrosos

Mantener todo fuera del alcance de tu gato a veces puede ser una pesadilla. Los mostradores de la cocina están fácilmente a una distancia de salto a menos que tu gatito sea muy anciano. Sin embargo, puedes entrenar a tu gato para que se mantenga alejado de los mostradores con un poco de práctica. Sin embargo, una cosa que nunca debes hacer es alimentar a tu gatito con las sobras de la mesa. Ignorar esos ojos grandes y suplicantes puede ser difícil, pero una vez que te rindas, tu gato nunca te dejará en paz.

Si quieres darle a tu amigo felino restos de pescado o carne sobrantes, está bien, pero espera hasta que hayas terminado de comer primero. También querrás asegurarte de que no haya rastros de condimentos o huesos antes de ponerlo en el comedero de tu gato.

¡Algunos gatos son tan inteligentes que aprenden a abrir las puertas de los armarios! ¡Esto puede ser especialmente cierto si es ahí donde guardas las golosinas! Guarda siempre los alimentos en el frigorífico o en armarios cerrados.

¿Qué pasa si tu gato ha comido una sustancia venenosa?

Si tu gato ha logrado comer algo venenoso, no entres en pánico. Llama a tu veterinario inmediatamente y pídele consejo. Toma nota de cualquier síntoma que su gato pueda estar experimentando. Nunca intentes hacer que tu gato vomite o beba agua. Solo causarás angustia y empeorarás las cosas. Si sucede lo peor fuera del horario de atención, llama a la clínica de emergencia más cercana. Es posible que debas llevar a tu gato allí para recibir tratamiento inmediato dependiendo de lo que hayas comido.

¿Qué alimentos son buenos para los gatos?

Ahora que sabes qué alimentos son malos para los gatos, te estarás preguntando qué alimentos son buenos. La mejor dieta que le puedes dar a tu gato es aquella basada en comida para gatos de calidad, que contenga todos los nutrientes esenciales que tu amigo peludo necesita. Sin embargo, muchos padres de mascotas ahora están haciendo su propia comida casera para gatos. Esto no requiere tanto tiempo ni es tan complicado como parece. Además, la golosina carnosa ocasional de las sobras está perfectamente bien, como se mencionó anteriormente.

Los huevos cocidos son una buena fuente de proteínas y fáciles de digerir. Además, están repletos de aminoácidos que promueven la masa muscular magra, por lo que son excelentes tanto para humanos como para felinos. Aunque el arroz cocido no tiene valor nutricional para tu gatito, es fácil de digerir. Los veterinarios a menudo sugieren mezclar un poco de arroz cocido y pollo para aliviar el malestar estomacal. Mientras esté cocido, el arroz puede ayudar a endurecer las heces y ayudar con la diarrea.

Manteniendo a tu gato saludable

Comprender qué alimentos son malos para los gatos y qué necesita tu gato es esencial para todos los dueños de gatos. Mientras sigas las pautas básicas sobre alimentación, debería estar bien. Cuando se trata de alimentos malos, los gatos parecen más conscientes que los perros de lo que no deben comer. ¡La mayoría de los perros comerán cualquier cosa, incluidos los calcetines! Sin embargo, los gatos tienen un poco más de sentido común y es menos probable que coman algo dañino.

Por lo general, no es necesario complementar la dieta de tu gato a menos que sufra una enfermedad, sin embargo, los probióticos pueden ayudar a mantener la salud intestinal. Puedes conocer algunos de los mejores probióticos para tu gato aquí. Además, algunos veterinarios los prescribirán si tu gato necesita tomar antibióticos.

En este post no solo has descubierto qué alimentos son malos para los gatos, sino qué hacer si tu minino come alguno de ellos. Además, consejos para evitar que tu bebé peludo coma alimentos tóxicos y un vistazo rápido a los alimentos que son buenos para tu gatito.

Si te ha gustado esta publicación, compártela en tus redes sociales.

0 comments:

Publicar un comentario

Etiquetas Solo Gatos

Abandonados Aburrimiento Accesorios Acicalar Actividades Adopción Adultos Agresividad Agua Ahorro Ailurofobia Albinos Alemania Alimentación Alturas Amigos Amistad Amor Animales Apareamiento Árboles Argentina Arte Astrología Autismo Aves Avión Bacon Baño Batman Bebés Belleza Beneficios Blancos Boca Boda Bosque de Noruega Brasil Bricolaje Brujas Buenos Aires Caballos Cabras Café Caja de arena Cajas Calicó Callejeros Calor Cama Cámara oculta Caminata Campana Canadá Cáncer Cantantes Caracal Características Carey Caricias Carne Carta Casa Caseta Castración Caza Celebridades Cerebro Charles Bukowski China Chirrido Chocolate Ciencia Cine Clima Cocina Cola Collares Colores Comida Cómo hacer Comportamiento Comprar Comunicación Conejos Confianza Consejos Contras Cornish Rex Correa Costo Creencias Cuadros Cucha Cuentos Cuidados Cultura Cumpleaños Curiosidades Datos Dc Comics Decoración Deporte Depresión Descanso Desungulación Desungular Día del gato Día Internacional del Gato Dibujos Dientes Dinero Disfraces Disney Divertido DIY Documental Dormir Ducha Dueños Edad Educación Egipto Ejercicio Embarazo Emociones Energía Enfermedades Enojo Entrenamiento Entretenimiento Envenenamiento Equilibrio Erizo Escuela España Espiritual Estados Unidos Estambul Esterilización Estudios Europa Experimentos Exterior Famosos Felinos Fobia Fotografía Fotos Freddie Mercury Frío Fruta Fuegos Artificiales Fútbol Gatitos Gato árabe de arena Gato Bengalí Gato de angora Gato Manul Gato oriental Gato persa Gato Somalí Gatos Gatos Mascotas Geek Gestación GIFs Gigantes Golosinas Graffiti Grandes Grumpy Cat Guerra Guía Habitación Halloween Hazlo Tú Mismo Hembra Hidratación Hierba gatera Higiene Historia Historias Hogar Holanda Hombres Hongos Horóscopo Humor Ideas Iguana Imágenes Inglaterra Instagram Inteligencia Interior Intoxicación Inventos Invierno Italia Japón Jaula Juegos Juguetes Karen Lamer Laptop Leche Lengua Leyendas Limpieza Lince Lluvia Macho Magia Maine Coon Maltrato Manicura Manualidades Mapache Marvel Mascotas Maternidad Maullido Medicamentos Memes Memoria Merchandising México Miedo Místico Mitos Moda Mordedura Muebles Muerte Mujeres Munchkin Música Naranja Nariz Navidad Negros Netflix Niños Noche Noticias Ocio Oído Ojos Olfato Olor Orejas Origen Orina Pájaros Panceta Panteras Paranormal Parásitos Parto Patas Pelea Películas Peligros Pelo Peluquería Perdidos Perros Personalidad Personas Peso Photoshop Piel Piscina Poema Polonia Precauciones Presentación Problemas Productos Proyectos Psicología Queen Ragdoll Rascadores Ratas Ratones Razas Recetas Record Guinness Redes Sociales Reflexión Refugios Reina Isabel II Religión Remedios Reproducción Rescatar Ricos Roedores Ronroneo Rusia Ruso Azul Rutinas Saltar Salud Salvajes San Valentín Scottish Fold Segunda Guerra Mundial Seguridad Selfies Sexo Siamés Significado Sobrenatural Sociabilidad Sol Soldados Solo Gatos Sonido Stray Sueño Sueños Super Héroes Supermercados Superstición Tailandia Tazas TEA Tecnología Televisión Temperatura Tendencia Terapia Territorio Tiempo Tienda Tierno Tigres TikTok Tips Titanic Tocino Toronto Toxoplasmosis Trabajo Trino Trucos Turquía Twitter Ucrania Uñas Varios Vegetales Ventajas Verano Verduras Veterinario Viajar Viajes Video Videojuegos Videos Viral Visión Vocalizaciones Zodíaco Zoológico