domingo, 25 de julio de 2021

¿Por qué los gatos vuelven a maullar cuando les hablas?

El maullido es un sonido exclusivo de los gatos. Los felinos han desarrollado y diseñado su maullido para comunicarse con los humanos. Esto significa que si maúllas a tu gato, es probable que él te maulle a ti en respuesta.

Los gatos maúllan a los humanos para saludarte o pedir algo, como comida o para que les dejen salir. Si un gato devuelve un maullido de un humano, está respondiendo de la misma manera. A los gatos les encanta imitar a sus dueños, por lo que hablarán de la misma manera. Maullar puede ser un medio de comunicación, pero los gatos no se comunican con otros gatos de esta manera.

Maullar no es un sustituto de las palabras y los comandos humanos tradicionales. El gato no comprenderá completamente el significado de lo que estás diciendo, como tampoco tú puedes entender con precisión lo que el gato está tratando de decirte. Sin embargo, si se usa con moderación, se puede entablar "conversaciones" breves basadas en maullidos con los gatos.

¿Por qué los gatos vuelven a maullar cuando les hablas?

¿Por qué los gatos maúllan?

Maullar es un estilo comunicativo único desarrollado por gatos domesticados para obtener lo que quieren de los humanos. El maullido de un gato salvaje es incomparable al de un gato doméstico. Comprender por qué los gatos maúllan es el primer paso para descubrir por qué los gatos te maúllan a ti.

Cuando un gato maulla a un dueño, quiere que le presten atención. Esto no significa necesariamente que el gato esté angustiado, aunque siempre es posible. Sin embargo, el gato ciertamente quiere algo de ti. Estos son los significados de los maullidos más comunes:

  • "Hola, es un gusto verte" Un chirrido corto y agudo, que se repite a menudo.
  • "Me gustaría tu atención" Un maullido tradicional comparativamente corto. Este podría ser el gato simplemente saludando. Sin embargo, es más probable que sea una solicitud de comida o caricias.
  • “Estoy muy emocionado” Una serie de maullidos cortos. Su gato espera con ansias una golosina, comida o tiempo de juego.
  • “Quiero algo específico, y lo quiero ahora” Un maullido alargado, cada vez más fuerte y agitado. Escucharás esto si tu gato quiere jugar o salir.
  • "Llegas tarde a la cena o a la hora de jugar". Un maullido de barítono bajo que casi suena como si el gato estuviera refunfuñando. Oirás esto si llega tarde la comida.
  • "Ouch" Un maullido corto, agudo y ensordecedor. Significa que tu gato tiene dolor.

Los gatos han dominado alrededor de 17 sonidos de maullidos diferentes. Todas son variaciones de este sexteto básico de traducciones.

¿Debería maullar a mi gato?

Si quieres escuchar el maullido de tu gato, por supuesto, hazlo. Es probable que tu gato te maulle. Esto se debe a que el gato agradece tus esfuerzos. Se sentirá escuchado y disfrutará de sus intentos de comunicarse.

Además, los gatos nacen imitadores. Tu gato devolverá un maullido porque está reproduciendo un ruido que has hecho. Se cree que el maullido felino se originó como respuesta al llanto de un bebé humano. Los gatos aprendieron que este sonido llamó la atención de inmediato.

Eventualmente, la novedad de los maullidos disminuirá. El gato no te está maullando porque quiera charlar. Quiere ser alimentado, arreglado, acariciado o que jueguen con él. Si estas necesidades no se satisfacen, tu gato se impacientará. La comunicación verbal cambiará o cesará por completo.

¿Los gatos entienden los maullidos humanos?

Sin duda, tu gato comprenderá que te estás comunicando con él. Debemos recordar que los gatos no se comunican entre sí de esta forma. Como resultado, es poco probable que tu gato entre en un diálogo prolongado.

Puedes saber si un gato comprende tus maullidos observando su reacción. Si el gato huye y se esconde, lo asustas. Si el gato se te acerca, tomó tu maullido como una súplica para llamar la atención. Si el gato ladea la cabeza y mira fijamente, está tratando de entender el significado de lo que estás diciendo.

El escenario ideal es que un gato devuelva tu maullido en una imitación perfecta. Prueba esto con un breve maullido para decir "hola". Si tu gato hace lo mismo, mira su cola. Si apunta hacia arriba o se curva en un signo de interrogación, el gato te está devolviendo el saludo con alegría.

Reemplazo de palabras y comandos con maullidos

No es aconsejable reemplazar los comandos tradicionales con maullidos. Como se mencionó anteriormente, los gatos no se comunican entre sí de esta manera. Tu gato te tiene en la misma estima que un compañero felino. Tu gato quedará desconcertado por este estilo de comunicación y eventualmente lo ignorará por completo.

La excepción a los gatos que no maúllan entre sí son las madres y los gatitos. Las generaciones entre gatos se comunican mediante maullidos y sonidos similares. Este recuerdo puede conservarse hasta la edad adulta. Si se usa con moderación, un maullido puede ser una herramienta de comunicación útil con tu mascota.

Si tu gata ha dado a luz gatitos, escucha atentamente cómo se comunica con su camada. Puedes notar ciertas verbalizaciones que pueden adoptarse e imitarse. Los ejemplos pueden incluir:

  • Un maullido corto y estridente para anunciar la llegada o presencia.
  • Maullidos tradicionales más fuertes para anunciar la hora de la cena.
  • Chirridos o trinos para decir: "sígueme, tengo algo para ti".
  • Gruñidos bajos o maullidos profundos para disuadir comportamientos no deseados.
  • Maullidos fuertes, cortos y agudos para advertir de un peligro inminente.

Es poco probable que puedas imitar a la perfección el maullido de una madre gata. Sin embargo, tu gato comprenderá tu intención. El resto de la comprensión se basa en la expresión facial, el tono y el lenguaje corporal.

Esto significa que puedes usar maullidos en ocasiones. Un gato que se acerca a una estufa caliente, por ejemplo, puede cambiar de dirección con un fuerte maullido. Igualmente, un gruñido bajo es preferible a perder los estribos y regañar el mal comportamiento. En general, maullar a un gato debe considerarse una fuente de diversión.

Mi gato maúlla cuando hablo

No es necesario maullar a un gato para obtener una respuesta verbal. A menudo, una conversación tradicional será suficiente. Si quieres llamar la atención de tu gato, háblale con claridad.

Los gatos reconocen las voces como pertenecientes a sus dueños. Esto será suficiente para despertar la curiosidad de un gato. Por desgracia, el gato no puede completar una conversación, ya que la mayoría solo entiende alrededor de 30 palabras humanas.

Puedes usar estas palabras en medio de su conversación para obtener una respuesta de maullido. Pregúntale a tu pareja qué le gustaría cenar y tu gato escuchará "cenar". Luego, el gato comenzará a maullar como si pidiera que se alimentara.

Puede que ni siquiera sea una palabra directa, sino algo que suena como una orden. El gato puede entonces maullar indignado. 

¿Los gatos entienden los maullidos humanos?

No todos los gatos devolverán los maullidos de los humanos, especialmente los gatos mayores que han superado los comportamientos lúdicos. Un felino mayor y tranquilo suele ser una buena señal. Sugiere que el gato se siente cómodo y seguro físicamente en su relación.

Si has adoptado un gato callejero, es posible que tampoco vuelva a maullar. Es posible que el gato haya olvidado cómo interactuar con los humanos si estuvo mucho tiempo en situación de calle. Puedes alentar a ese gato a que maúlle dejando espacios entre los sonidos, tal como lo harías en una conversación humana normal.

Algunos gatos también son tranquilos por naturaleza debido a su raza. Algunas razas, especialmente los gatos siameses, son muy conversadores. Otros prefieren estar más callados, hablar cuando se les habla y, a veces, ni siquiera entonces.

Si a tu gato no le gusta maullar, debes usar palabras y órdenes. Esto es claramente a lo que el felino está programado para responder. Solo preocúpate si un gato vocal deja de maullar repentinamente. Si el gato maúlla espontáneamente pero no te responde, está bien. Simplemente ya no ve el beneficio de hacerlo. Sin embargo, un gato que deja de maullar por completo puede tener dolor de garganta o daño en la laringe.

Los gatos que devuelven maullidos humanos es algo común. Una pequeña interacción en el idioma nativo de un felino puede mejorar el vínculo. Simplemente evita pasar horas maullando de un lado a otro. El gato eventualmente querrá acción, no palabras.

1 comentario:

  1. Con mi gato tenemos conversaciones interesantes. Yo le hablo en humano y el me contesta en gato...

    ResponderEliminar

Video gatuno de la semana

Instagram de Solo Gatos

Participa en nuestra comunidad de Instagram con la foto de tu gato

Seguimos ampliando nuestras redes sociales para llegar a más gente gatuna. Para ello, creamos una cuenta de Instagram donde queremos que el...