miércoles, 30 de marzo de 2022

¿Qué significa castrar a un gato?

¿Qué significa castrar a un gato?

Castrar a un gato, o esterilizarlo, significa practicarle una intervención quirúrgica que nos asegurará que no podrá reproducirse a partir de ese momento. La castración o esterilización en el gato macho consiste en eliminar los testículos. A esto se le denomina orquidectomía en medicina veterinaria. Por su parte, la castración o esterilización en la gata hembra supone la extirpación de los ovarios (ovariectomía) o bien de los ovarios y el útero. En este último caso se habla de ovariohisterectomía. La castración influye directamente sobre las denominadas hormonas esteroides gonadales y elimina la principal fuente de testosterona en los gatos machos, y de estrógenos y progesterona en las gatas hembras. De esta manera, el felino pasa a ser incapaz de reproducirse. En este sentido, esterilizar a un gato es el método más eficaz para controlar que no tenga gatitos indeseados. Por tanto, castrar a un gato evita embarazos no deseados, pero también tiene consecuencias sobre el comportamiento del felino porque impide la aparición de conductas desagradables asociadas a la actividad sexual. Además, la castración minimiza el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

La castración en el gato macho

Castrar a un gato macho consiste, como hemos explicado, en la eliminación de ambos testículos (orquidectomía). Es una intervención rutinaria, pero necesita anestesia general. El gato que va a ser castrado tiene que mantenerse en ayunas desde la noche anterior a la operación para minimizar el riesgo de complicaciones durante la intervención. Habitualmente, tras castrarlo éste vuelve a casa el mismo día ya que la incisión que practica el veterinario sobre la piel del felino es tan pequeña que ni siquiera es necesario aplicar puntos.

La castración en la gata hembra

Como explican desde el Grupo de Medicina Felina GEMFE, la esterilización consiste en la extirpación quirúrgica de los ovarios y el útero bajo anestesia general. En este caso, la incisión para la cirugía sí requiere puntos y se practica en un flanco o bien en la parte central del abdomen de la gata. Previamente el veterinario habrá rasurado el pelaje de la zona. Como en el caso del gato macho y, en general, de cualquier intervención que requiera anestesia general, la gata que va a ser castrada deberá permanecer en ayunas desde la noche anterior. Si la cirugía transcurre con normalidad, la gata puede volver a casa el mismo día tras la operación. Los puntos se retirarán en un plazo de 8 o 10 días, si necesitan ser retirados. Si la sutura es intradérmica (por debajo de la piel), no requerirán ser quitados sino que resultarán absorbidos por el propio organismo del gato.

Efectos de la castración sobre el comportamiento de los gatos

Esterilizar a un gato repercute sobre aquellos comportamientos relacionados con el patrón reproductivo o con procesos hormonodependientes. Así, la castración en gatos puede ser una posible solución (o método de prevención) ante problemas de comportamiento que pueden ser incómodos para el propietario. Algunos de estos problemas terminan motivando un abandono o incluso el sacrificio del gato. Es decir que castrar a un gato puede servir para:

  • Controlar el instinto del gato de escapar de casa y vagabundear en busca de alguna hembra en celo.
  • Reducir la agresividad hacia otros gatos machos y evitar peleas.
  • Reducir el marcaje con orina que el gato hace de su territorio: el gato puede dejar de orinar dentro de casa.

Además, tal como explican desde el Grupo de Medicina Felina GEMFE, “el comportamiento agresivo de un macho no castrado hace que corra mucho más riesgo de contraer enfermedades infecciosas como la inmunodeficiencia felina (equivalente al SIDA) y la leucemia felina, ya que ambas se transmiten por mordedura de otros gatos”. En cuanto a los efectos de la castración sobre la salud del gato, es cierto que la esterilización puede favorecer que el gato engorde, sin embargo este problema es muy fácil de controlar si se le proporciona al gato el juego y ejercicio necesario y se lo alimenta con un pienso especial para gatos esterilizados.

¿Cuál es la mejor edad para castrar a un gato?

No está del todo claro cuál es la mejor edad para esterilizar a un gato. En realidad, un gato o gata pueden esterilizarse a cualquier edad, pero lo más frecuente es que se haga entre los 4 y los 6 meses de edad, cuando el gato entra en la adolescencia. Algunos veterinarios recomiendan la castración temprana (sobre los 2-3 meses), que no parece tener efectos adversos.

0 comments:

Publicar un comentario

Etiquetas Solo Gatos

Abandonados Aburrimiento Accesorios Acicalar Actividades Adopción Adultos Agresividad Agua Ahorro Ailurofobia Albinos Alemania Alimentación Alturas Amigos Amistad Amor Animales Apareamiento Árboles Argentina Arte Astrología Autismo Aves Avión Bacon Baño Batman Bebés Belleza Beneficios Blancos Boca Boda Bosque de Noruega Brasil Bricolaje Brujas Buenos Aires Caballos Cabras Café Caja de arena Cajas Calicó Callejeros Calor Cama Cámara oculta Caminata Campana Canadá Cáncer Cantantes Caracal Características Carey Caricias Carne Carta Casa Caseta Castración Caza Celebridades Cerebro Charles Bukowski China Chirrido Chocolate Ciencia Cine Clima Cocina Cola Collares Colores Comida Cómo hacer Comportamiento Comprar Comunicación Conejos Confianza Consejos Contras Cornish Rex Correa Costo Creencias Cuadros Cucha Cuentos Cuidados Cultura Cumpleaños Curiosidades Datos Dc Comics Decoración Deporte Depresión Descanso Desungulación Desungular Día del gato Día Internacional del Gato Dibujos Dientes Dinero Disfraces Disney Divertido DIY Documental Dormir Ducha Dueños Edad Educación Egipto Ejercicio Embarazo Emociones Energía Enfermedades Enojo Entrenamiento Entretenimiento Envenenamiento Equilibrio Erizo Escuela España Espiritual Estados Unidos Estambul Esterilización Estudios Europa Experimentos Exterior Famosos Felinos Fobia Fotografía Fotos Freddie Mercury Frío Fruta Fuegos Artificiales Fútbol Gatitos Gato árabe de arena Gato Bengalí Gato de angora Gato Manul Gato oriental Gato persa Gato Somalí Gatos Gatos Mascotas Geek Gestación GIFs Gigantes Golosinas Graffiti Grandes Grumpy Cat Guerra Guía Habitación Halloween Hazlo Tú Mismo Hembra Hidratación Hierba gatera Higiene Historia Historias Hogar Holanda Hombres Hongos Horóscopo Humor Ideas Iguana Imágenes Inglaterra Instagram Inteligencia Interior Intoxicación Inventos Invierno Italia Japón Jaula Juegos Juguetes Karen Lamer Laptop Leche Lengua Leyendas Limpieza Lince Lluvia Macho Magia Maine Coon Maltrato Manicura Manualidades Mapache Marvel Mascotas Maternidad Maullido Medicamentos Memes Memoria Merchandising México Miedo Místico Mitos Moda Mordedura Muebles Muerte Mujeres Munchkin Música Naranja Nariz Navidad Negros Netflix Niños Noche Noticias Ocio Oído Ojos Olfato Olor Orejas Origen Orina Pájaros Panceta Panteras Paranormal Parásitos Parto Patas Pelea Películas Peligros Pelo Peluquería Perdidos Perros Personalidad Personas Peso Photoshop Piel Piscina Poema Polonia Precauciones Presentación Problemas Productos Proyectos Psicología Queen Ragdoll Rascadores Ratas Ratones Razas Recetas Record Guinness Redes Sociales Reflexión Refugios Reina Isabel II Religión Remedios Reproducción Rescatar Ricos Roedores Ronroneo Rusia Ruso Azul Rutinas Saltar Salud Salvajes San Valentín Scottish Fold Segunda Guerra Mundial Seguridad Selfies Sexo Siamés Significado Sobrenatural Sociabilidad Sol Soldados Solo Gatos Sonido Stray Sueño Sueños Super Héroes Supermercados Superstición Tailandia Tazas TEA Tecnología Televisión Temperatura Tendencia Terapia Territorio Tiempo Tienda Tierno Tigres TikTok Tips Titanic Tocino Toronto Toxoplasmosis Trabajo Trino Trucos Turquía Twitter Ucrania Uñas Varios Vegetales Ventajas Verano Verduras Veterinario Viajar Viajes Video Videojuegos Videos Viral Visión Vocalizaciones Zodíaco Zoológico