domingo, 17 de abril de 2022

¿Por qué a los gatos no les gusta que les toquen la barriga?

La mayoría de los gatos, aunque hay algunas excepciones, son especialmente reacios a manipular la zona abdominal, mostrando incluso conductas agresivas, que incluyen mordiscos y arañazos. No se trata de casos aislados, hay muchos felinos que odian que les toquemos la “panza”.

Si tú también has pasado por esta situación, quizás te preguntes por qué a los gatos no les gusta ser acariciados en la barriga, ¿cómo puedes solucionarlo o qué zonas son más adecuadas a la hora de acariciarlos? 

En este artículo te explicaremos las causas de este comportamiento, el significado de ciertas posiciones corporales y mucho más sobre las caricias y los gatos. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué a los gatos no les gusta que les toquen la barriga?

¿Por qué a mi gato no les gusta que le acaricie la barriga?

A pesar de tener fama de ser animales independientes, lo cierto es que los gatos crean vínculos afectivos muy intensos con sus cuidadores. Aparte de dormir, acicalarse o jugar, a nuestros gatos les encanta recibir caricias, sobre todo en el cuello o la espalda. Sin embargo, parece que no le gustan tanto cuando tratamos de acariciarle la barriga. ¿Por qué sucede esto?

La situación suele desarrollarse de la siguiente manera: el gato se estira perezosamente, se pone panza arriba y se deja tocar la barriga. ¡Hasta que muerde o araña! Entonces nos preguntamos qué ha pasado, por qué no le gusta y cómo podemos solucionarlo, pues es una zona de su cuerpo especialmente blanda, que invita a ser acariciada.

¿Por qué los gatos enseñan la barriga?

Para aprender a relacionarnos correctamente con nuestro felino, debemos empezar por aprender el lenguaje corporal de los gatos y entender el significado del gato “panza arriba”. A diferencia de lo que suelen creer muchos tutores, esta postura no es una invitación a las caricias, sino que es una postura que indica cordialidad, bienestar o relajación. Nuestro felino intenta decirnos que se siente cómodo y tranquilo a nuestro lado, algo totalmente positivo, pero no que le vayamos a tocar.

Cuando nuestro gato entiende que hemos ignorado que esa posición no es una indirecta para acariciarlos, empieza a manifestar otros signos de la especie, que vuelven a pasar desapercibidos para nosotros los humanos. Hablamos de orejas hacia atrás, acompañadas de cuerpo aplastado, movimientos de desplazamiento o rigidez.

Como no paramos, el gato aplana cada vez más las orejas, realiza movimientos inquietos con la cola y, finalmente, puede llegar a enseñarnos el pelo erizado, mientras nos araña y muerde. Para nosotros ha sido totalmente inesperado, pero nuestro gato sabe que estamos avisados.

Además, debemos entender que el vientre es una de las partes más vulnerables del cuerpo de los gatos que, a pesar de haber sido domesticados durante siglos, mantienen ciertos comportamientos propios de su pasado. Es por ello que suelen tener un fuerte instinto de supervivencia, prestando atención a posibles depredadores (aunque no existan dentro del propio hogar).

Debajo del vientre, de hecho, se encuentran los principales órganos y el gato sabe que, al mostrarlos, es completamente vulnerable. Esta es otra razón por la que a los gatos no les gusta que les acaricien la barriga, a diferencia de los perros.

¿Deberíamos evitar tocar su vientre?

Debemos entender que cada individuo es poseedor de una personalidad única. Mientras que a algunos gatos les gusta que les toquen la barriga, otros se sentirán totalmente ofendidos por tal manipulación. Por ello es muy importante que nos informemos sobre la comunicación de los gatos y que, además, nos esforcemos por conocer los gustos y el carácter de nuestro felino.

¿Dónde acariciar a un gato?

Además de la barriga, muchos dueños también se preguntan por qué a los gatos no les gusta que les toquen las patas o la cola. Pues bien, de nuevo debemos recalcar que aunque los animales se acuesten de forma agradable a nuestro lado, eso no quiere decir que quieran que los manipulemos y mucho menos de forma excesiva.

En su lugar podemos apostar por acariciar las zonas que tienen una mayor aceptación por parte de los gatos en general, como son el mentón, la cabeza, el cuello y el dorso. También debemos masajear con cierta suavidad, estar atentos a su lenguaje corporal y aceptar que, si no quiere más, se vaya de nuestro lado.

Aunque a la mayoría de los gatos les gusta que los acaricien, prácticamente a ninguno le gusta que les obliguen a permanecer a nuestro lado, acariciándolos. Deben tener la libertad de salir en todo momento y manifestar que algo no les gusta.

0 comments:

Publicar un comentario

Etiquetas Solo Gatos

Abandonados Aburrimiento Accesorios Acicalar Actividades Adopción Adultos Agresividad Agua Ahorro Ailurofobia Albinos Alimentación Amigos Amistad Amor Animales Apareamiento Arte Astrología Autismo Aves Bacon Baño Batman Bebés Belleza Beneficios Blancos Boca Boda Bosque de Noruega Bricolaje Caballos Cabras Café Caja de arena Cajas Calicó Callejeros Cama Cámara oculta Caminata Campana Cáncer Cantantes Caracal Características Carey Caricias Carta Casa Caseta Castración Caza Celebridades Cerebro Charles Bukowski Chirrido Chocolate Ciencia Cine Clima Cocina Cola Collares Colores Comida Cómo hacer Comportamiento Comprar Comunicación Confianza Consejos Contras Cornish Rex Correa Costo Creencias Cuadros Cucha Cuentos Cuidados Cultura Curiosidades Dc Comics Decoración Depresión Descanso Desungulación Desungular Día del gato Día Internacional del Gato Dibujos Dientes Dinero Disfraces Disney Divertido DIY Dormir Ducha Dueños Edad Educación Egipto Ejercicio Embarazo Energía Enfermedades Enojo Entrenamiento Entretenimiento Envenenamiento Equilibrio Erizo España Espiritual Estados Unidos Estambul Esterilización Estudios Europa Experimentos Exterior Famosos Felinos Fobia Fotografía Fotos Freddie Mercury Frío Fruta Fuegos Artificiales Gatitos Gato árabe de arena Gato Bengalí Gato Manul Gato oriental Gato persa Gato Somalí Gatos Gatos Mascotas Gestación GIFs Gigantes Golosinas Grandes Grumpy Cat Guerra Guía Habitación Halloween Hazlo Tú Mismo Hembra Hidratación Hierba gatera Higiene Historia Historias Hogar Holanda Hombres Hongos Horóscopo Humor Ideas Iguana Imágenes Inglaterra Instagram Inteligencia Interior Intoxicación Inventos Invierno Japón Jaula Juegos Juguetes Karen Lamer Laptop Leche Lengua Leyendas Limpieza Lince Lluvia Macho Magia Maine Coon Maltrato Manicura Manualidades Mapache Marvel Mascotas Maternidad Maullido Medicamentos Memes Memoria Merchandising Miedo Místico Mitos Moda Mordedura Muebles Muerte Mujeres Música Navidad Negros Niños Noche Noticias Ocio Oído Ojos Olfato Orejas Pájaros Panceta Panteras Paranormal Parásitos Parto Patas Pelea Películas Pelo Peluquería Perdidos Perros Personalidad Personas Peso Photoshop Piel Piscina Poema Polonia Precauciones Presentación Problemas Productos Proyectos Psicología Queen Ragdoll Rascadores Ratas Ratones Razas Recetas Record Guinness Redes Sociales Reflexión Refugios Religión Remedios Reproducción Rescatar Roedores Ronroneo Rusia Ruso Azul Salud Salvajes San Valentín Scottish Fold Segunda Guerra Mundial Seguridad Sexo Siamés Sociabilidad Sol Soldados Solo Gatos Sonido Sueño Super Héroes Tailandia Tazas TEA Tecnología Temperatura Tendencia Terapia Tienda Tierno TikTok Tips Titanic Tocino Toxoplasmosis Trino Trucos Twitter Ucrania Uñas Varios Vegetales Ventajas Verduras Veterinario Viajar Viajes Videos Viral Visión Vocalizaciones Zodíaco Zoológico

Video del mes