jueves, 29 de abril de 2021

El gato y el reiki

El gato y el reiki

EL GATO TIENE MINERALES EN LA CADENA DE SANGRE QUE LO HACE REIKISTA NATURAL.

El cerebro del gato, tiene la misma perspectiva humana. Él ve los mismos colores que nosotros, siente las mismas emociones que nosotros y mucho más... 

El gato, a diferencia del perro, si lo golpeas, le dará la espalda, porque está herido como tú.

El gato puede ver todas las energías que solo vemos a través de la meditación y Reiki.

Inclusive entidades de otros planos y los enfrenta. 

¡El gato simplemente te ve de adentro hacia afuera! No sirve de nada tratar de hacer una cara linda para el gato o frotarlo, si estás nervioso y si no te gusta el gato, el te atacará o ignorará por completo.

El gato representa el inconsciente, quien no se lleva bien con los gatos no se lleva bien con su inconsciente

Cuando al gato no le gusta alguien, es porque la persona es un mal personaje de energías oscuras. 

Cuando el gato va allí y se frota, es porque es un buen personaje de buenas intenciones. 

El gato ama a los psicóticos, los niños, los enfermos mentales y todos aquellos que, de alguna manera, han escapado de los estándares de la realidad.

Para que te guste un gato, debes ser muy flexible y comprender que nadie pertenece a nadie, pero debes entender que el amor es lo único que mantiene al gato cerca de ti.

El gato negro con algunas manchas blancas tiene más sensaciones instintivas que un hombre.

El gato es tremendamente intuitivo, ha superado incluso la intuición del ser humano. Fueron quemados con brujas en la Inquisición, porque siempre estuvieron cerca de aquellos que trabajaban con el poder de la naturaleza, de las hierbas.

Si un gato se encuentra encima de usted, repetidamente, en el mismo lugar de su cuerpo, es porque esa área carece de energía positiva y necesita ser transmutada. 

Ámalos y cuídalos mucho, porque al igual que los perros lo merecen, ellos sienten todo lo que reciben y son guardianes y sanadores energéticos por excelencia tanto de su dueño como del entorno.

0 comentarios:

Publicar un comentario