sábado, 6 de abril de 2019

La historia del gato Misa

El lunes pasado 1 de abril, un usuario de Facebook compartió su angustia por el travieso de la foto: Misa, su gatito, que había sido envenenado y rápidamente lo llevó al hospital donde se quedó en observación por varias horas.
Dios es tan bueno que lo salvó, poniendo su vida en manos de un médico con un excelente conocimiento y corazón.
En cuanto Misa entró a la casa con un llanto raro, tambaleándose y atontado, el dueño se llenó un miedo muy grande de perderlo; dejó lo que estaba haciendo y casi en pijama se fue con él en brazos a la clinica veterinaria, desesperado por poder salvar a su amada mascota.
Agradece muchísimo las oraciones de todos los amigos de facebook, los mensajes de ánimo y buena vibra que le hicieron llegar, ¡fueron muchísimos! ahí se dio cuenta que grupos en las redes sociales fieles al amor por los gatitos -aunque siempre hay alguien que se siente inmune a cometer errores y señala- y nos importa más brindar ese apoyo que necesita un miembro del equipo, que hacer leña del árbol caído.

Este es un fragmento de lo que contó y de su agradecimiento a los amigos de los gatos:
"Mil gracias. Puedo decirles que Misa se encuentra bien después de más de 80 horas de espera. No quise enviar este mensaje hasta verlo completamente restablecido, ahora ya está corriendo por la casa, durmiendo y metiéndose en los lugares menos imaginables y eso si: llorando porque le cerré todo posible punto de escape hacia la calle, me duele muchísimo pero, no llora sangre, ya se está haciendo a la idea que mamá es mala, muy mala y no lo dejará salir a comer alguna delicia desconocida que lo haga volver al hospital. Dios los bendiga a todos. Millones de gracias por sus oraciones. MISA."

La historia del gato Misa

0 comentarios:

Publicar un comentario